Más de 3

Hace unos días, Sonia, del blog Mas de 3, me hizo esta entrevista en su blog. La verdad es que no la conocía, y me ha parecido tan interesante lo que hace que os quiero hablar de su proyecto:

Sonia, una mamá de 3 niños que ha sabido reinventarse a raíz de su maternidad y dedicarse por entero a su pasión.

Zipi, Zape y Zepe, como ella llama con cariño a sus hijos, tienen 4 años, 2 años y medio y 2 meses. Como a muchas de nosotras, la maternidad le ha cambiado su perspectiva.

A raíz de convertirse en madre se ha formado en porteo, pañales de tela y danza conectiva y tribal para embarazadas. Esto último es lo que me ha llamado la atención porque, al fin y al cabo, el porteo y los pañales de tela, los usemos o no, ya los conocemos todos. :)

Sonia ofrece clases de esta disciplina en el centro Maternando, de Salamanca.

Estos bailes trabajan la musculatura implicada en el parto, por lo que es un ejercicio estupendo para embarazadas, tanto para aprender a manejar y conocer su cuerpo como para conectar consigo mismas y con su bebé y prevenir otros problemas como desprendimientos, etc., al fortalecer los músculos que sujetan al bebé.

Además, como ejercicio físico, mejora el estreñimiento propio del embarazo, mejora la circulación y contribuye a mantener una actitud mental positiva.

Si el embarazo es normal, no hay ninguna contraindicación.

En palabras de Sonia, "las clases las oriento a la conexión de la mamá con su cuerpo,  útero y bebé. Que aprendan a vincularse con sus bebés y a relajar el útero porque, de cara al parto, es muy importante ambas cosas. También practicamos movimientos específicos de pelvis para tenerla preparada para el parto".

Muchas gracias, Sonia, por la labor que estás haciendo!


Página web: https://masde3.com
Facebook: Mami porteando Salamanca
Instagram: @masde3familianumerosa

1 comentario:

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!