TEPT (Trastorno de Estrés Post Traumático), VIOLENCIA OBSTÉTRICA Y SÍNDROME DE BURNOUT, por Mónica Ruiz


Muchos son los profesionales sanitarios que desconocen o ignoran los signos del trauma psicológico y emocional (Beck, 2004b). El parto puede ser altamente traumático para algunas mujeres,  resultado de las acciones (u omisiones) de los profesionales sanitarios. Las mujeres que viven y sienten su experiencia de parto como “un peligro real o amenaza vital para la madre o para su bebé” (Beck & Watson, 2008) les acompañan emociones de miedo, indefensión y terror seguidas de toda una serie de pensamientos que incluyen recuerdos vívidos del suceso, flashbacks, pesadillas e irritabilidad (Ayers, 2004; Olde, van der Hart, Kleber, & van Son, 2006). Estas mujeres están padeciendo un TEPT (Trastorno de Estrés Post Traumático).

Este síndrome es un trastorno de ansiedad que empezó a ser estudiado a partir de la observación de las secuelas psicológicas que presentaban algunos veteranos de la guerra del Vietnam. En 1980 se incluyó por primera vez en la Clasificación de Enfermedades Mentales DSM-III de la Asociación Psiquiátrica Americana. La cuarta edición de la DSM (Manual Diagnóstico) ampliaba la definición de trauma a "cualquier evento que suponga una amenaza de muerte o graves daños para la integridad físico de uno mismo o de otros, cuando la respuesta individual está marcada por el miedo extremo, la indefensión o el horror". También se incluyen a las madres de bebés prematuros o gravemente enfermos tras el parto, así como a las madres con trastornos de ansiedad en el embarazo o que ya han tenido otras vivencias traumáticas previas.
El TEPT aparece con mayor frecuencia tras una cesárea urgente y también tras un parto vaginal instrumental.


Las mujeres describen su experiencia como una falta total de consideración hacia ellas como seres humanos (Beck, 2004b). Lo estaban pasando tan mal que solo deseaban que el tormento del parto terminara, incluso con fantasías de muerte como única forma de evadirse del intenso dolor y trauma (Thomson & Downe, 2008). Muchas seguían teniendo recuerdos muy vívidos años después del parto traumático y sin poder quitarse estos recuerdos de la cabeza por más que lo deseen.
Los síntomas del TEPT suelen alcanzar una intensidad máxima entre las cuatro y seis semanas tras el parto y posteriormente suelen ir disminuyendo, pero en algunos casos persisten meses o años.
Puede aparecer una reactivación de los síntomas en el siguiente embarazo. En algunos casos aparece entonces lo que se conoce con el nombre de "tocofobia" o pánico al parto. Se trata de mujeres que desean evitar a toda costa una experiencia traumática como la anterior, lo que a veces les lleva a solicitar una anestesia general o una cesárea programada. Muchas pasan el segundo embarazo obsesionadas con el siguiente parto. Una solución preventiva es contemplar la intervención psicológica conjunta por psicóloga y matrona.



Los profesionales, sobretodo, somos responsables de adquirir este conocimiento para realizar un acompañamiento adecuado durante el embarazo parto y postparto; así como el saber identificar y valorar la prevalencia de las emociones y los síntomas que pueden llegar a desembocar en una pérdida de la Salud Mental Perinatal de la mujer y del bienestar bebé.

Paralelamente, las acciones inadecuadas de los profesionales nos llevan a nombrar el concepto de VIOLENCIA OBSTÉTRICA; donde se contempla “un trato jerárquico deshumanizador, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad, impactando negativamente en la calidad de vida de las mujeres” (Ibone Olza, 2015).

¿Por qué los profesionales ejercen violencia obstétrica? Posibles causas podrían ser por:
- Falta de formación y de habilidades técnicas para afrontar los aspectos emocionales y sexuales del parto,
- El propio trauma no resuelto o
- El SÍNDROME DE BURNOUT. Es un síndrome emocional que se venía observando en los profesionales de ayuda a personas. En 1981, Maslach definió el síndrome de Burnout como: “Pérdida de interés por la gente con la que se trabaja. Se caracteriza por un agotamiento emocional en el que el profesional ya no tiene ningún sentimiento positivo, simpatía o respeto hacia los pacientes o clientes”. En 1986 Maslach publica la definición más conocida y aceptada del Burnout: “Síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas”.


Es evidente que los profesionales que acompañan a la mujer en el parto y en la cesárea tienen un papel crucial. Por lo tanto, ante una mujer que presenta un TEPT completo es imprescindible buscar la ayuda terapéutica de un profesional de salud mental experto en la materia.

RECURSOS EN INTERNET:

- Foro Apoyocesáreas: www.elistas.net/apoyocesareas
Funciona de manera gratuita. Para participar (o simplemente escuchar los testimonios) basta con suscribirse con una dirección de correo electrónica, personal o anónima y los mensajes se pueden recibir en la bandeja de correo o bien ser leídos en la web del foro. Actualmente cuenta con más mil suscriptores de distintos países de habla hispana y hay un alto volumen de mensajes diarios.

- Lista de correo psicología y psiquiatría perinatal para profesionales interesados en la salud mental perinatal. http://es.groups.yahoo.com/group/psiperinatal/

En inglés:
- TABS. La “Trauma and Birth stress” http://www.tabs.org.nz/
Es una asociación de afectadas por el Trastorno de Estrés Pos Traumático de Nueva Zelanda, pionera en la difusión de información y promotora de investigación científica en este tema

- Birth Trauma  http://www.birthtraumaassociation.org.uk/
Asociación del Reino Unido que aúna el apoyo entre afectados y la coordinación de profesionales para la investigación y mejor comprensión del TEPT tras el parto. En su web además de numerosa información científica se pueden descargar folletos informativos para usuarios de hablar inglesa.

La atención humanizada al parto requiere de una perspectiva bidireccional: hacia los profesionales y hacia las mujeres (familia).


Mónica Ruiz Romero 
Col.16209
Puedes seguirnos en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!