El castigo físico

Muchas de nosotras hemos manifestado más de una vez nuestro disgusto en el grupo al contar que nos hemos encontrado en muros de Facebook ajenos a defensores del castigo físico, con los típicos argumentos de "toda la vida se ha hecho así y no ha pasado nada", "a mí me pegaban y yo no estoy traumatizada", etc.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre castigos (al final del post hay una lista de enlaces a artículos para completar esta información), pero creemos que, increíblemente, aún es necesario, en pleno siglo XXI, a recordar que el castigo físico no solo es ineficaz, sino que es CONTRAPRODUCENTE PARA EL NIÑO/A y supone UN DELITO para quien lo lleva a cabo TIPIFICADO EN EL CÓDIGO PENAL con penas de cárcel. El castigo físico se considera VIOLENCIA DOMÉSTICA. Y quien piense que esto es exagerado, que sepa que también parecía exagerada la tipificación del castigo físico a la mujer como delito cuando se estableció así hace bien poco.

"Es necesario", "este niño se está ganando un cachete", etc., son argumento de IGNORANTES que no tienen las HERRAMIENTAS EDUCATIVAS mínimas para educar a un menor, así que rogamos encarecidamente a quien piense así que estudie, que se informe, que aprenda opciones, que asista a talleres de gestión emocional para controlar su rabia y que haga lo que sea necesario para no volver a caer en la violencia física.

Entonces:

-¿Cuáles son las consecuencias del castigo? Consulta la información aquí. 
-¿Qué hacer ante una rabieta del niño? Consulta la información aquí.
-¿Por qué mi niño "no se porta como yo quiero"? Consulta la información sobre el desarrollo moral aquí.
-¿Quiere decir esto que no puedo poner límites? Rotundamente, no. Conoce las opciones de la disciplina positiva aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!