Alimentos integrales en bebés

Este post ha sido avalado por Lorena Fernández,
nutricionista y miembro de nuestro Grupo Crianza con Apego...




Empezaremos definiendo lo que es un alimento integral: La harina integral es la que se hace moliendo el grano completo. Integral es lo contrario a refinado. La harina refinada se obtiene moliendo el cereal sin el salvado ni el germen, con lo que se obtiene una textura más suave y homogénea que, normalmente, gusta más.

  • El salvado es la pielecita que envuelve al grano, con alto contenido en fibra, pero también en minerales y antioxidantes.
  • El germen es la semilla del cereal, rica en nutrientes.
  • El endospermo es la única parte del cereal que se utiliza para la elaboración de harinas refinadas y es rica sobre todo en carbohidratos, como el almidón.

Por ello, en general, las harinas integrales son más ricas en nutrientes, aunque muchos productos que se elaboran con harinas refinadas tienen minerales y vitaminas añadidos para compensar esto.

Pero el principal problema de los alimentos elaborados con harina refinada es que se absorben mucho más rápido, por lo que causa subidas y bajadas más bruscas de los niveles de azúcar en sangre. Esto hace que volvamos a tener hambre antes y, a la larga, puede crear trastornos metabólicos.

Sin embargo, hay que tener cuidado al comprar alimentos supuestamente integrales y comprobar las etiquetas. Muchas veces se trata simplemente de harinas refinadas a las que se les ha añadido algo de salvado (en los ingredientes, esto se suele expresar como "harina de trigo, salvado de trigo" en lugar de "harina de trigo integral"). Conviene también fijarse en la proporción de harina integral que contienen.

Ahora, el problema viene en el abuso de lo integral: Un exceso de cereales integrales puede causar irritación de las paredes intestinales. Por otra parte, lo integral se relaciona con la prevención del estreñimiento, pero si no se combina con un consumo abundante de agua, puede provocar el efecto contrario.

¿Solución?
La mayoría de los expertos recomiendan consumir entre un 50% y un 70% de los cereales integrales frente a un 30%-50% de refinados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!