SIN COLEGIO Y SIN EXÁMENES





El artículo de La Vanguardia “Sin colegio ni exámenes: las familias ‘homeschooling’ en Catalunya” volvió a recordarme que las alternativas para la educación de nuestros hijos también las podemos elegir o crear http://www.lavanguardia.com/local/lleida/20160120/301551000294/homeschooling-catalunya-ninos-sin-colegio.html

Además, este tipo de acciones y posibilidades también están apoyadas en una tribu virtual sobre la “educación con consciencia” que asesora a un centenar de madres de España y América Latina ¡Como la nuestra!
Algunos de los grupos virtuales relacionados con la educación en casa son:
Homeschooling/Educación en Familia https://www.facebook.com/groups/homeschoolingfamilia/?fref=ts

Sin escuela España
https://www.facebook.com/groups/sinescuela/

El concepto de faltar al colegio no existe, ya que el aprendizaje de los niños y de las niñas lo supervisan y atienden los mismos padres, desde la comodidad del propio hogar y respetando el ritmo de cada hijo. Los padres no tienen por qué tener todos los conocimientos; así que lo que no saben, lo buscan o recurren a expertos.


Estos niños no faltan al colegio, porque nunca van al colegio

Las familias con niños de La Seu d’Urgell, Lleida y Barcelona, referenciadas en el artículo conocieron el yacimiento de arte rupestre de la Roca de los Moros de Cogul, uno de los más importantes de la península Ibérica. Además de realizar visitas como formación, se encuentran con frecuencia en Manresa o Barcelona y en alguna ocasión viajan juntos al festival de Hesfes, en Inglaterra, que se celebra en julio. Unas 500 familias en Catalunya practican unschooling  y homeschooling, fórmulas de aprendizaje  autónomo basado en experiencias.



El aprendizaje lo hacen desde fuera de las instituciones escolares, en casa, en museos, en el campo y sin exámenes.
El artículo nos muestra el ejemplo de Yvonne Laborda, una leridana que acaba de volver a la ciudad tras una etapa viviendo en el Reino Unido. Después de 15 años como profesora de inglés, ahora compagina su trabajo de “asesora de crianza con conciencia” con la educación de sus hijos. Practica unschooling  -aprendizaje no dirigido y sin seguir las referencias de los cursos escolares- con sus tres hijos de siete, nueve y once años. Comenzó a educarles en Lleida ciudad y luego en Bellvís (Pla d’Urgell), desde donde se fue a Escocia. Ahora ha vuelto a Lleida en busca de “más tribu para los pequeños, una escuela de arte, teatro o deportes”, como ella misma explica.





El aprendizaje no dirigido busca una regulación

La Conselleria de Ensenyament asegura que es el Estado quien tiene las competencias y que en ocasiones estas familias llegan hasta los servicios sociales de los ayuntamientos, aunque la Paeria de Lleida asegura desconocer casos como el de la familia de Yvonne en la ciudad.
Para buscar el rencocimiento y la regulación de esta educación nació en 2007 la coordinadora Catalana pel Reconeixement i la Regulació del Homeschooling (www.educarenfamilia.org), que preside Maria Bellmunt, madre de cinco hijos a los que educa en casa. Para ella, la ley catalana de Educación, es pionera en su artículo 55 porque contempla la ley no presencial, aunque este artículo todavía no está desarrollado.
Actualmente, en España, es obligatoria la escolarización de los 6 a los 16 años. El número de familias podría superar las 2.000, según la Asociación por la Libre Educación, entidad que volverá a intentar en esta legislatura obtener un reconocimiento como el que ya tiene en otros países. Su presidente, Antonio Cruz, explica que una vez se constituyan las comisiones del Congreso volverán a plantearlo.



El aquí y el ahora del homeschooling

El apoyo social es escaso y muchas familias han acabado en procesos judiciales bajo la acusación de abandono de los hijos, según comenta Antonio Cruz. Él mismo, que vive en Jaén, tuvo que demostrar a la Fiscalía que educaba en casa a su hijo, ahora de 11 años, porque así lo había elegido.
Antonio Cruz recomienda a todas las familias que elijan esta opción de educación que documente toda la formación, ya que es la forma de mostrar que no hay abandono. Esta prevención ayudará a conseguir una absolución ante una acusación judicial.


Nos encantaría saber de tu vivencia y experiencia:
¿Has elegido el aprendizaje no dirigido para tus hijos?
¿Te has enfrentado a un proceso judicial por ello?
¿Cómo apoya tu comunidad autónoma o país este tipo de elecciones?
¡Anímate a compartir con nosotros!



Mónica Ruiz Romero 
Col.16209

Puedes seguirnos en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!