Feminismo de pelo en pecho

Nota de la autora, osease, yo misma: Este texto es mi opinión, y solo mi opinión. Excluyo a Lardamma y a mi socia de todas y cada una de éstas palabras, porque son mías y de nadie más.


Últimamente se empeñan en bombardearnos con algo que alguien no muy cuerdo, está llamando feminismo, si buscamos ahora mismo la palabra en google, nos saldrá la página de wikipédia, ni esa han dejado tranquila.
Han escrito y tergiversado el sentido de la palabra feminismo, hasta que han conseguido que haya una advertencia en la página, sobre la neutralidad en el punto de vista de la definición, deleznable. 

Muchas mujeres se están alzando defendiendo algo que ni siquiera saben hasta dónde llega, y se desgañitan defendiendo lo que piensan que tienen que defender porque es lo que es justo, pero no tienen ni idea de a quién defienden cuando repiten consignas aprendidas.
Vamos a poner un ejemplo de eso que ahora se llama feminismo, que conste que todo es público y todo podéis encontrarlo en la red.

Ejemplo número 1:
Señora Marina, abanderada del feminismo, ese feminismo que se supone que debemos seguir por el simple hecho de ser mujer... vergüenza ajena es lo que siento. Mi orgullo de ser mujer brilla por su ausencia leyendo cosas así.

Ejemplo número 2:

SEMÁFOROS PARITARIOS EN VALENCIA Y BARCELONA
Permitirme que acompañe éste titular con una foto que me viene al pelo cuando veo estos titulares

¿En serio?, ¿de verdad necesitamos semáforos que lleven muñequitos con falda y media melenita para que sepamos las mujeres cuando tenemos que cruzar la calle?. 
Tendré que empezar a dejarme el pelo suelto y llevar falda todos los días para que no me confundan con un hombre por la calle?...madre mía...



Ejemplo número 3:                                                                                                                                 

Perdonad por la calidad de la foto, los nervios no me dejaban hacerla mejor
Bueno, veamos...ésta mujer trabaja en una universidad, la de Zaragoza para ser más exactos, osea que es un punto de referencia para otras mujeres, mujeres que están en plena etapa de conocimiento del mundo, de expansión mental y de ebullición hormonal. ¿Ésto es lo que queréis que aprendan vuestras hijas sobre el feminismo?


Ejemplo número 4:                                                                                                                                  
                                                                                                             
"Debemos cerrar la fábrica de producción del ejército de reserva de esclavos heteronormativos, desafiliarnos de las filas heterohumanas y dejar de proclamar la unión natural y esencial útero-vida-tierra. Deberíamos tener un devenir al estilo de Shulamith Firestone, porque “parir es como cagar calabazas”, que decía ella. Ciertos axiomas no deberían ser solo pancarta para prólogo de libro, sino formas de vida."

Esto es lo que dice una señora que se llama Leonor Silvestri, no puedo reproducir el resto de la entrevista, porque literalmente daña mi paz mental, si alguien quiere leer la sarta de barbaridades que se sueltan en esa entrevista, os la dejo aquí, pero que conste que os he advertido.

Yo me pregunto, ¿ésto es lo que ahora significa ser feminista? Entonces lo que yo considero ser feminista queda totalmente fuera de todo ésto, así que seguramente estaré contaminada por el dichoso patriarcado omnipresente (que alguien me cuente qué es el patriarcado con palabras simples por favor), necesito un manual del tipo "Patriarcado for dummies". 
Será que me he convertido en una sumisa de algún machirulo común, que me han sometido a un lavado de cerebro en plan naranja mecánica para poder convertirme en madre, para poder llegar a ser una mujer feliz con su feminidad, contenta de su maternidad y rodeada de hombres entre los que se siente a gusto sin necesidada de estar hablando todo el día de fútbol, motos, coches o amigas que no se pasan todo el día de compras, hablando de cosméticos (mal iríamos porque no tengo la santa idea de que es un counturing o como se escriba, por ejemplo). 
Pues lo siento, pero entonces no soy feminista, ni lo seré nunca. Para mi eso no es feminismo, es Hembrismo puro y duro, y a quién no le guste esa palabra, que use otra, pero para hacer un favor a las futuras generaciones, eliminemos toda referencia al feminismo cuando hablemos de personas como las antes citadas. 

Disfruto de mi maternidad, disfruto de quedarme en casa cada día viendo crecer a mis hijos, disfruto cocinando. limpiando ( a veces), pasando días enteros dedicados exclusivamente a ver como mi hija aprende una cosa nueva detrás de otra, defiendo la lactancia materna, el amor, la libertad de poder elegir lo que te de la gana de vivir. Esa es la palabra clave LIBERTAD, que cada una sea libre de hacer lo que le salga del coño, sea lo que sea, pero no con el yugo de una palabra colgada del cuello simplemente por ser mujer. 

Tanya dixit.









4 comentarios:

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!