Embarazo psicológico


El embarazo suele ser un momento de felicidad para cualquier padre. Pero a veces, el embarazo, no termina con un esperado bebé. En algunos casos raros la mujer (o el hombre) cree que está embarazada, pero en realidad no es así. La pseudociesis, falso embarazo o Síndrome de Rapunzel , es la condición médica que hace que la persona que la sufra, crea realmente que está gestando un bebé. 
Algunos hombres pueden tener un falso embarazo o embarazo simpático, y tienen todos los síntomas de un embarazo real, incluso aumento de peso, náuseas y dolor de espalda, excepto el feto por supuesto. 
Recientemente se ha empezado a estudiar para entender los problemas psicológicos y físicos que están en la raíz de la pseudociesis. Aunque las causas exactas no se conocen, los médicos sospechan que los factores psicológicos pueden engañar al cuerpo para que piense que está embarazada/o.
Cuando una mujer siente un intenso deseo de ser madre, por causa de la infertilidad, la repetición de abortos involuntarios, o la inminente menopausia,  puede desembocar en que su cuerpo produzca signos de embarazo e incluso movimiento fetal.

A partir de estos síntomas, el cerebro lo interpreta como un embarazo y el cuerpo empieza a generar estrógenos y prolactina, que conducirán a síntomas Reales de embarazo
Otros de los síntomas de la  pseudociesis son:
  • La interrupción de la menstruación
  • vientre hinchado
  • Inflamados y sensibles senos , cambios en los pezones, y posiblemente la producción de leche
  • Sensación de movimientos fetales
  • Nauseas y vómitos
  • Ganancia de peso
Estos síntomas pueden durar sólo unas pocas semanas, durante nueve meses, o incluso durante varios años. Un porcentaje muy pequeño de pacientes con embarazo falso llegará a la consulta del médico o al hospital con lo que se siente como los dolores de parto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!