Problemas comunes en el recién nacido



Muchas mamás, sobre todo primerizas, pueden asustarse al ver a sus bebés con algunos problemas cuando nacen que, en muchos casos, son fisiológicos y se resuelven solos con el tiempo, y en otros, con la debida atención no tienen por qué presentar ninguna complicación.

Estos son algunos de los problemas más comunes de los recién nacidos:


  • Ictericia: Se produce por un exceso de bilirrubina debido a la inmadurez de los riñones, y suele ser leve en recién nacidos. No obstante, si persiste o empeora, se debe consultar al pediatra.
  • Problemas en los genitales: hidrocele, fimosis, sinequia vulvar... En la mayoría de casos se resuelven solos.
  • Anemia: Es una adaptación normal del recién nacido.
  • Granitos (hiperplasia sebacea): Pequeños granitos blanco-amarillentos situadas en los folículos pilosebáceos.
  • Lesiones producidas durante el parto: Pueden ser más o menos graves y estás relacionadas sobre todo con los partos instrumentales, la maniobra Kristeller, etc. Por ejemplo, la rotura de clavícula, parálisis braquial, marcas o raspados, etc. 
  • Hernia umbilical: Suele desaparecer por sí sola durante el primer año de vida. Si no fuera así, a partir de los 3 o 4 años podría operarse.
  • Distensión abdominal (barriguita hinchada y dura).
  • Extremidades azuladas: Si no vuelven a su estado natural al calentarse, se debe consultar al pediatra.
  • Luxación de cadera: Afecta al 1% de los bebés. Es una malformación de la articulación de la cadera que normalmente se va resolviendo solo si se cuida la posición, para lo cual ayuda el porteo ergonómico, doble pañal, etc.
  • Pequeños tumores o hemangiomas: los más frecuentes son color frambuesa o superficiales. Son leves dependiendo de su localización y su extensión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!