Derecho a la despedida

Ésta entrada es difícil de escribir y difícil de leer, pero creo que es imprescindible conocer todos nuestros derechos en cualquier momento.


 El día uno de febrero, se produjo una sentencia que sentó bases históricas en nuestro país. El Tribunal Constitucional dio la razón a una madre que tuvo que renunciar a los restos de su bebé, después de que el hospital en el que acababa de tener un aborto terapéutico, se negara a entregar el cuerpo a los padres.

El feto sufría polimalformaciones incompatibles con la vida y a las 22 semanas de gestación con un peso de 362gr, el embarazo tuvo que ser interrumpido.
La recurrente solicitó la entrega de los restos con el fin de incinerarlos, para lo que, según le informaron en el hospital, necesitaba autorización judicial.
El 17 de octubre de 2013, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Éibar rechazó la petición basándose en el art. 45 de la Ley del Registro Civil, según el cual «las personas obligadas a declarar o dar el parte del nacimiento están también obligadas a comunicar en la misma forma el alumbramiento de las criaturas abortivas de más de 180 días de vida fetal, aproximadamente».

Al final,  la Sala Primera del Tribunal Constitucional concedió el amparo a una mujer a la que la Audiencia Provincial de Guipúzcoa denegó la licencia para incinerar los restos resultantes de un aborto programado y despedirse así, en compañía de su pareja y en una ceremonia civil, de su hijo no nacido.
La Sala considera que se vulneró el derecho fundamental de la recurrente a la intimidad personal y familiar (art. 18.1 CE (LA LEY 2500/1978)). 
Hasta ahora, un feto de menos de 22 semanas de vida o de menos de 500gr de peso, era tratado como desecho anatómico hospitalario, es muy duro, pero es así .
¿Qué tratamiento recibe la mujer embarazada?

El médico analizará con la mujer las opciones posibles para dar a luz al feto. Algunas mujeres pueden necesitar dar a luz de inmediato por motivos médicos. Sin embargo, muchas parejas pueden decidir en qué momento desean hacerlo. Algunas deciden esperar hasta que la mujer comience el trabajo de parto. El trabajo de parto a menudo comienza dentro de las dos semanas posteriores a la muerte del feto. Esperar hasta que comience el trabajo de parto generalmente representa cierto riesgo para la salud de la mujer. Si el trabajo de parto no ha comenzado después de dos semanas, los médicos recomiendan inducir el parto ya que existe un pequeño riesgo de que se formen coágulos sanguíneos peligrosos una vez transcurrido este período.
Si por alguna casualidad nos encontramos con una situación parecida a ésta, o sabemos de alguien que esté pasando por algo parecido, siempre hay que tener en cuenta lo mal que lo estarán pasando los padres durante el tránsito. Seguramente nadie sepa que decir en un momento así, aquí os dejo unas frases para reflexionar y poder dar algo de consuelo:

Frases para olvidar (No decir nunca)

“Lo mejor es que tengan otro”
“Seguramente es que algo iba mal. La naturaleza es sabia”
“Ha sido voluntad de Dios”
“Por lo menos no lo conocieron. Hubiese sido peor de haber ocurrido más adelante”
“Sé como se sienten”
“En realidad, no era un auténtico bebé”
“Hay que seguir con la vida, esto no es el fin del mundo”
“El tiempo lo cura todo”
“Sé valiente y no llores”
“Hay que ser fuerte por los otros hijos”

Frases para recordar

“Siento lo que os ha/os está pasado/ pasando”
“Me imagino cuánto querríais a ese bebé”
“No me molesta que lloréis”
“La verdad es que no sé muy bien que deciros”
Adjunto el protocolo de muerte fetal intrautero para que si alguien ha de pasar, ha pasado, o va a pasar por ésta difícil situación, pueda saber qué va a pasar en cada momento y  le ayude.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!