Cómo lavar los dientes a los niños, por Alberto J.




Aclaración: para evitar un lenguaje sexista se ha intercalado el uso de niño/s y niña/s en el texto para referirse al colectivo de niños y niñas.

Resumen.
·         En niños menores de 3 años usar una pasta fluorada de 1.000 ppm en una cantidad equivalente a un grano de arroz.
·         En niños entre 3 y 6 años usar una pasta fluorada de más de 1.000 ppm en una cantidad equivalente a un guisante.
·         En niños mayores de 6 años y adultos usar una pasta fluorada con entre 1.350 y 1.500 ppm
·         Cepillar al menos 2 veces al día desde la aparición del primer diente.
·         Lavar en seco para no generar espuma. Al finalizar escupir pero no aclarar. El mayor efecto preventivo es la aplicación tópica (extenderlo por los dientes).
·         Hay poco riesgo de fluorosis.

Entrada.
El Flúor (F) se fija en nuestros huesos y en el esmalte de nuestros dientes por el calcio de los mismos. En cantidades adecuadas ayudará a prevenir las caries, tanto en niñas como en adultos. El uso tópico del flúor es el más efectivo (extenderlo en los dientes) para prevenir la caries (frente a mayores ingestas de flúor).

Recomendaciones.
Las recomendaciones de la AAPD (American Academy of Paediatric Dentistry) y el NHS británico (National Helth System) son [1]:
·         Niños menores de 3 años: deberían cepillarse los dientes dos veces al día con una cantidad de pasta de dientes equivalente a un grano de arroz y que contenga al menos 1.000 ppm de flúor.
·         Niños entre 3 y 6 años: deberían cepillarse los dientes dos veces al día con una cantidad de pasta de dientes equivalente a un guisante y que contenga más de 1.000 ppm de flúor.
·         Adultos: deberían cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes que contenga 1.350-1500 ppm de flúor.

A la izquierda podemos ver la cantidad que sería un grano de arroz y a la derecha la cantidad para un guisante.



Otras Recomendaciones.
Las actuales recomendaciones de la EAPD (European Academy of Paediatric Dentistry) y la Sociedad Española de Odontopediatría son [2]:
·         Entre 6 meses y 2 años, dos veces al día con una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante.
·         Entre 2 y 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante.
·         Por encima de 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con 1.450ppm de flúor y la cantidad de 1 – 2 cm.
·         El uso diario de pasta de dientes con flúor combinado con instrucciones sobre higiene oral se recomienda como la parte básica de cualquier programa de prevención de la caries además de otros métodos preventivos como el asesoramiento sobre dieta, uso de flúor tópico y selladores de fisuras, que también son importantes.
·         Existe buena evidencia del alcance de programas (tanto a nivel de escuelas como de domicilios) dirigidos a grupos y minorías étnicas de alto riesgo de caries [Twetman, 2009]. Cuando se usa pasta de dientes con flúor junto a otros medios de aporte de flúor, debe tenerse en cuenta el efecto acumulativo del flúor, sobretodo en niñas menores de 6 años de edad.
·         Debe tenerse cuidado en asegurar que exista un equilibrio, maximizando el efecto protector del flúor y minimizando el riesgo de padecer fluorosis dental. Además, la mayor evidencia disponible debe estar en equilibrio con la experiencia del odontopediatra y las preferencias de la familia. Las recomendaciones antedichas pueden ser influenciadas, también, por los antecedentes de exposición al flúor así como por el nivel socioeconómico de la comunidad a la que se dirijan los planes preventivos.


Riesgos.
La bibliografía que he encontrado hasta el momento es bastante imprecisa en cuanto a la cantidad que se considera de riesgo para la aparición de fluorosis. Lo más cercano es calcular la cantidad que se estima segura, que es un cuarto de la dosis que se considera letal cierta [3].

La dosis letal cierta es 350 mg F en niñas de 2 años y 10 kg peso, o 2.2 - 4.4 g F en adulto de 70 kg. Serían unos 35 mg F por kg peso.

Al considerarse la dosis segura una cuarta parte de la dosis letal cierta, sería de 80 mg F en una niña de 2 años y 10 kg peso, o 8 mg F por kg peso; en el caso de una niña de 6 meses y 7 kg sería 56 mg F.

¿Cuánto flúor consumimos?
Algunos alimentos son ricos en flúor [4]. Yendo al caso más alto de pescados que serían 0.17 mg/100 gr podríamos redondear a 1 mg por 0.5 kg de pescado.

Cuando se habla de agua fluorada artificialmente se refiere a elevarla a 1 ppm o 1 mg/litro que es el nivel que los estudios han demostrado tener una incidencia en el número de caries (un 25% menos de casos).

Calculando 2 litros/día que se recomiendan que beban adultos, 1.5 litros/día en caso de niños, tendríamos 2 mg más.

Otra preocupación suele ser que se traguen los niños la pasta de dientes. Estimaremos 1 gr de pasta de dientes por cepillado, 2 gr en total al día, a 1.000 ppm nos da 2 mg más al día.

En total serían 4 mg día. Queda bastante lejos del límite de seguridad de 56 mg F que hemos calculado anteriormente.

Todo ello, sin contar con que el calcio (presente en los dientes) atrae (y fija) el fluor (por eso no se tragaría después mezclándose con la saliva).

Aun así, la recomendación sigue siendo que no se traguen la pasta de dientes ya que los estudios han demostrado que aumenta la probabilidad de sufrir fluorosis.

Como cepillar al bebé:
En estas estupendas entradas [5] [6] nos dan unas buenas pautas:
·         Cabeza de la niña apoyada contra el brazo de la madre o contra el regazo, o tumbado en la cama. Si la cabeza no está apoyada la niña cada vez la irá echando más hacia atrás y es muy incómodo.
·         Levantar con una mano el labio superior y con la otra cepillar. Si no apartamos las cortinas no podemos limpiar los cristales. El labio impide una correcta visión de los dientes.
Cepillo seco para no hacer espuma y porque el arrastre de suciedad es mejor que cuando las cerdas se mojan.
·         La pasta de dientes se debe presionar con los dedos sobre las cerdas para impregnar bien éstas y que la bolita (medio grano de arroz) de dentífrico no caiga a la lengua y haya riesgo de ingerirla.
·         Nos interesa sobre todo el efecto tópico del dentífrico sobre el esmalte dental. El flúor se une al esmalte dental formando un mineral, la fluorapatita, que es más resistente a los ácidos y más insoluble que la hidroxiapatita natural del diente. El flúor además repele en cierta medida a las bacterias causantes de la caries e impide que éstas se adhieran sobre el diente.
Interponer un dedo en zonas de la boca donde aún no hay dientes: o en el hueco de los colmillos cuando ya hay primeros molares e incisivos, o detrás de la última muela. Una niña de 2 años no muerde con fuerza.
·         Si los dientes están juntos, hay que utilizar hilo dental (existen aplicadores de hilo para adultos que valen muy bien también en bebés).
Para disminuir el riesgo de ingesta de dentífrico, dos puntos muy importantes: es el ADULTO el que cepilla y es el ADULTO el que pone pasta de dientes en el cepillo. El dentífrico es un medicamento, no puede dejarse al alcance de las niñas. Y no debería anunciarlo Bob Esponja ni Frozen.
Escupir pero NO ENJUAGARSE. Esto es válido también para los adultos. Llevamos haciéndolo mal toda la vida.
Comprobar que ha quedado limpio.
·         Hay que cepillar 2 veces al día como mínimo, siendo una de ellas imprescindiblemente antes de acostarse. Lo último que debe tocar la boca antes de irse a dormir es el cepillo dientes.

Cerramos recordando el resumen:
·         En niños menores de 3 años usar una pasta fluorada de 1.000 ppm en una cantidad equivalente a un grano de arroz.
·         En niños entre 3 y 6 años usar una pasta fluorada de más de 1.000 ppm en una cantidad equivalente a un guisante.
·         En niños mayores de 6 años y adultos usar una pasta fluorada con entre 1.350 y 1.500 ppm
·         Cepillar al menos 2 veces al día desde la aparición del primer diente.
·         Lavar en seco para no generar espuma. Al finalizar escupir pero no aclarar. El mayor efecto preventivo es la aplicación tópica (extenderlo por los dientes).
·         Hay poco riesgo de fluorosis.

Eso es todo. Espero que les sea de utilidad la recopilación de información.

Referencias:
[6] https://evidientemente.wordpress.com/2015/07/22/novedades-en-odontologia-para-bebes/

2 comentarios:

  1. https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1683532471886067&id=1547087905530525
    Lo acabo de encontrar
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría saber qué opinión tienes de la pasta de dientes de weleda. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!