Gracias, Tanya, por Javier de Domingo

 Javier de Domingo ha escrito este post para 
#siloshombreshablasen y lardamma.com
sobre lo que Tanya, una de las administradoras de esta página,
ha supuesto para todos nosotros como administradora
de 8 sus grupos de Facebook relacionados con la maternidad/paternidad:
Queremos agradecerle su ayuda desinteresada, su comprensión
y su increíble capacidad para estar SIEMPRE que alguien necesita ayuda.




Crianza Respetuosa = Vida Respetuosa = Relaciones Respetuosas

Creo que puedo decir que este principio ha sido el eje fundamental del acompañamiento que Tanya ha tenido con #siloshombreshablasen.

Sí, el respeto.

No sé cuantas veces hemos estado en desacuerdo pero por encima de todo ha predominado una relación de respeto mutuo. Y eso que nuestro primer contacto fue brusco.

El 31 de diciembre, ayer, hizo un año que conozco a Tanya Cuadros. Pedí entrar en “Crianza con Apego, Respetuosa y Consciente”, el grupo de Facebook que ella administraba. Me contactó por privado para ver por qué quería entrar en ese grupo y cuáles eran mis intenciones.

Me sorprendió la verdad. Como apenas había usado Facebook, no había un pasado virtual y mi foto de perfil era con el torso desnudo en la playa y riéndome, a esto le sumó que yo hablaba de partos y crianza pues le hizo sospechar que igual estaba ante un pedófilo. Entre ofenderme por la ocurrencia o alabarla por su prudencia, opté por lo segundo.

Hubo precedentes de otros hombres y ella se ocupó de neutralizarlos. “Qué buena guardiana de un espacio sagrado“, pensé.

Y la tía fue firme y contundente, no quería darme paso sin tener claro con quién hablaba. De algún modo debí mostrarle la ingenuidad con la que a menudo me han catalogado y me aceptó en su tribu. O más bien revisó mi Twitter donde ahí se ve claramente cuál es mi rollo.

Yo venía escocido de un grupo en el que por ser hombre y opinar cosas que muchas mujeres opinan fui duramente corneado durante 3 días hasta que dos mujeres intervinieron a favor expresando lo excesivo e inadecuado de todo el asunto.

Lo pasé realmente mal, pues hablando desde un profundo respeto y sabiendo muchas cosas por mi formación y dedicación a precisamente a generar cambio en las actitudes masculinas, sentí injusto ser juzgado por mi género y determinadas actitudes asociadas a mi género. Era abrir la boca y ya era patriarcado, paternalista, machifeminista y otras cosas que aún me sorprenden. Sin embargo Tanya escuchaba antes de encalomar una etiqueta dañina.

Sí, pudencia y escucha.

Le pedí consejo a Tanya. Sin conocerla pensé que al gestionar otro espacio preeminentemente de público femenino ella igual desde fuera podría certificar si fui un borrico, que bien podría ser sin haberme dado cuenta o fue más una sobre reacción ajena.

No era mi amiga y fue raro pedir su ayuda pero el caso es que me la dio y fue extraordinariamente sensible, paciente y generosa con un desconocido. Ahí me ganó porque ví honestidad y mentalidad de servicio. En los últimos años pocas veces me he sentido tan vulnerable y vulnerado como con aquella experiencia y ella me ayudó a restaurar mi yo virtual, recien estrenado.

Claramente no era bienvenido por algunas mujeres que entendían que aquello debía ser un espacio propio de mujeres o de extrema prudencia para un hombre. La verdad es que lo entiendo. El recelo, la animadversión, una ira a menudo desproporcionada y un ánimo de señalamiento pues existe y persiste la cosificación, infantilización, anulación y la violencia a la mujer.

Pero no fue el caso de Tanya. Estuvo para un desconocido que sufría en ese momento tal y como la he visto hacer cientos y cientos de veces con quien lo haya necesitado en los distintos grupos que administra o en los que participa.

Al poco ella me empezó a probar pidiendo ayuda para asesorla con temas relacionados con psicología para mujeres con distintos problemas y siempre con exquisita discreción ayudando a quién lo necesitase o encontrando profesionales en distintas provincias o etiquetándome en hilos donde a veces había lios y neesitaba apoyo y yo me estaba granjeando una imagen de pacificador en los tumultos que a menudo se generan en los espacios virtuales.

Por todo esto y gracias a Tanya y sus grupos leí y leí muchísimos testimonios, posts y artículos donde me asombraba el grado de conocimiento, implicación, humanidad, practicidad y sensibilidad de mujeres anónimas, madres en su mayoría. Sentí que aprendía más escuchándolas a ellas que leyendos libros de gurus que dibujaban mapas mas complejos de seguir que lo que decían estas madres en sus compartires.

Y como disfruté.

En ese tiempo vi a Tanya asistir a cientos de mujeres en dudas, en conflictos y en crisis inminentes, dando soluciones inteligentes, ingeniosas, divertidas, restauradoras, prácticas y sanadoras.… y algunos capones con los que ella bien sabe que no he estado de acuerdo  y que le han acarreado juicios injustos pues se la juzgaba no por el capón inadecuado sino por la totalidad de la persona. Es humano pero es un error.

Hemos discutido por esos capones, pero como siempre entre nosotros: en privado, con respeto, con escucha, con responsabilidad, con consciencia, con claridad, con prudencia… porque nuestras palabras las escuchan muchas personas y debemos ser cautos pues generamos influencia.

“Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad“, le dijo Ben Parker a Peter Parker, alias Spiderman. Y así es. Y así ha sido.

Todos los que tenemos un altavoz debemos ser más responsables y conscientes de nuestras palabras. Quién haya leido a Tanya en global, no le puede quedar la menor duda de estos valores, aunque ella misma los haya vulnerado en ocasiones… como yo… como todos. Pero solo hace falta entrar en su nueva creación, el blog Lardamma para ver quién es ella, cúal es su propuesta, qué construye, para quién y cómo lo hace.

Sea como fuere siempre estaba disponible para todas esas mujeres que en gran parte extrañaban ese acompañamiento que no debían de tener en sus familias y entornos. Tanya lo daba.

Sí, era asombroso. Viendo aquello tomé conciencia más que nunca de lo que nos perdíamos los hombres. Los compartires de estas mujeres eran hipnóticos, mesmerizantes y no podía evitar sentir la nostalgia por carecer de un santuario como aquel. Me daba cuenta de lo necesario que sería para el hombre.

Sí, con compromiso y enorme responsabilidad.

Nunca me sentí juzgado por ella ni por las mujeres de su grupo. Me acogieron con cariño y traté de estar a la altura con el máximo de escucha, respeto y participación constructiva.

Yo quería aprender escuchando y participando para poder traducir la voz de la mujer a los hombres que persisten en no escucharla. Hombres que no solo no escuchan a la mujer sino que tienden también a no escucharse a sí mismos. La idea era luego traducir la voz del hombre a la mujer y pedir paciencia y escucha para construir juntos.

Tanya, tú me brindaste esta oportunidad. Tú lo entendiste siempre. Tú lo auspiciaste. No te dejaste llevar por otras voces de los abundantes egos que creen construir en pantallas alentando divisiones, insultando, hostigando a quién no piensa igual o pensando igual haciendo foco en algo particular o malentendidos. Nunca te he visto eludir un intento de acercamiento o de restaurar si se hacía con nobleza, desde el corazón.

Tú generaste ese espacio de apertura y seguridad para ellas, para ellos, para todos.

Tú elegiste que prevaleciese la funcionalidad para el usuario, para las mujeres, para las madres, para los hombres frente a construir el personaje tan explotado y popular de mujer cabreada que ha de disciplinar al mundo y sacarles de sus errores a base de golpes en el hocico.

Eso resulta divertido para otras personas, decir burradas con causa atrae, pero alimenta personajes, egos que crecen en la virtualidad y que tan necesarios han sido para generar despertares que llegan tarde, pero que luego veremos si anteponen el personaje a la causa sobre la que lo construyeron.

En tí no tengo duda. Nunca la ha habido. Lo has demostrado con creces, no alimentando egos ávidos de poder, reconocimiento, atención o lucro sino dando servicio y espacio de crecimiento personal. Construyendo siempre, no a base de quebrar a otros sino de proponer acciones o hechos tangibles.

Te he visto renunciar al éxito virtual que me consta habrías tenido por algo pedagógicamente más útil para las mujeres. Tu mentalidad y compromiso de servicio primero a la mujer y después al hombre dejando a un lado las heridas personales que todos portamos han sido un ejemplo de madurez, ganas y compromiso de participar en un proyecto que de verdad quiere cambiar las cosas.

Sí, con consciencia y humildad.

Y aquí está la clave de todo, pues me había decidido a que mis hijos no iban a crecer en un mundo donde el machismo, la anulación de la voluntad, la domesticación y la represión de las emociones les bloquease en su camino a la felicidad y a la libertad del ser y vi que tomaste la misma decisión para tus hijos.

Por esto nuestra alianza surgió de manera natural y ha devenido en una preciosa amistad que valoro muchísimo.

Tanya me escuchó, me ayudó, me acompañó, me defendió y me dio difusión en un espacio de crianza que en enero tenía unas 7800 personas de las cuales menos del 0,2% eran hombres. Allí nunca me hicieron sentir incómodo, todo lo contrario. De pronto descubrí un espacio donde no solo podía hablar como hombre sino que se apoyaba su participación. Algunas collejas caían, pero creo que de manera natural y justificada pero no sentí ofensa pues cuando hubieron críticas fueron argumentadas y debatidas.

Hacía tiempo que no me sentía tan libre para participar en un espacio de crecimiento y apoyo mutuo. Fue muy sanador y renovador para mi. Gracias amiga.

Hoy hace 1 año Tanya. Tengo mucho que agradecerte, mucho.

En mi lista de lo bueno que me ha pasado en 2015 has tenido un papel protagonista. Nadie ha hecho tanto por #siloshombreshablasen por tan poco y de manera tan silenciosa y discreta como tu.

Has sido mi doula, mi guardián, mi guardaespaldas, mi hombro, mi profe, mi coach, mi espejo, mi compañera de viaje de confianza, mi consejera, mi protectora… como no agradecerte, como no reconocerte, como no valorar públicamente a quién me ha ayudado a crear mi sueño y hacerlo posible.

Ahora cuento con Víctor, con Justo y con Juan Pablo, mis socios patronos en la fundación que estamos construyendo, para darme en presencia lo que me has dado desde lo virtual o por teléfono. Todos te deben eso y deben saberlo pues es el legado que has dejado. Una expectativa enorme, alcanzabe por pocos… pero ya has visto la nobleza de los tres.

Llevo semanas para escribir esto y no encuentro palabras pues no serían suficientes. Tu compañía, a cualquier hora, cualquier día, para cualquier consulta, personal o del proyecto, sin una mala cara, un mal gesto, incluso cuando sentías que metía la pata, me preguntabas en privado, sin exponerme a mi o al proyecto, con prudencia y generosidad, dejando a un lado el ego y el promontorio de liderar tantos grupos de virtuales con miles de seguidoras, por creer en la validez, en el potencial y la necesidad de algo como #siloshombreshablasen y por creer en mi.

Dejaste la administración del grupo de Facebook cuando viste que no eras necesaria, cuando Víctor fue secundado por otros compañeros a los que estábamos esperando. Administración que nunca quisiste, que yo te pedí e insistí, para mi, para Víctor, por el grupo. Administración que solo te dio quebraderos de cabeza y te granjeó animadversiones. Administración que soltaste con exquisita elegancia cuando viste que habías cumplido tu guardia. Así eres tu: admirable.

No lloraré tu salida de la administración ni de la primera línea de #siloshombreshablasen sino que abrazaré lo que venga a partir de ahora.



Sé que va a merecer la pena. Entramos en la fase 2 Tanya. Superada la 1.

Ahora ayudas a miles de personas con el fantástico blog www.lardamma.es del que nosotros vamos a aprender muchísimo, del que todo hombre o mujer que pase por aquí le recomendaremos pues vais a ser nuestra referencia en temas de guión de nacimiento (preconcepción, concepción, gestación, parto y puerperio) y de crianza y eso es así porque te has ganado mi confianza, nuestra confianza… confianza y credibilidad, pues sepan ustedes que he viste muchísimas veces perseguir una noticia hasta la fuente y contrastarla con tal de ayudar a una madre en apuros.

Sí, confianza y credibilidad.

Sí, #siloshombreshablasen te debe muchísmo. Yo te debo muchísimo. Pero lo increible es que en realidad nunca ha habido deuda, sino acompañamiento, respeto, responsabilidad, activismo, consciencia, equidad… es decir, los valores de #siloshombreshablasen.

Gracias querida, gracias amiga, pues hace tiempo que lo eres y de las buenas, de las de siempre, así, en un pis pas; gracias Tanya, has hecho mi vida mejor, más fácil, más segura, más hermosa, más conectada y más ilusionante.

Eres un sí… con tus luces y tus sombras… como todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!