Composición de las leches de formula y comparativa

Hoy os voy a hablar sobre las leches de fórmula, no viene a ser un ataque a éste tipo de alimentación ya que yo misma he sido consumidora de ellas, eso sí, creo que antes de todo hay que informarse muy bien de qué tipo de fórmula debemos elegir, ya que la composición en sí misma no tiene muchas diferencias, pero esas pequeñas diferencias, son las que marcan una buena elección.

Bien, empecemos, según la wikipédia, la leche maternizada, leche de fórmula o fórmula infantil es leche de vaca la cual es modificada para que puedan tomarla los bebés que no tienen acceso a la leche materna, sin significar necesariamente que sea igual o que la reemplace.
Es un sustituto artificial de la leche materna, y aunque hay otras leches más parecidas a la humana como las de burra o cabra, las fórmulas se diseñan a partir de leche de vaca que es la más barata y extendida, hay algunas que se fabrican a partir de extracto de soja.
 
 La leche materna y la mayoría de las leches de fórmula contienen las proteínas: suero y caseína. La leche de pecho contiene más suero, lo que la hace más fácil de digerir (y por lo tanto los bebés la digieren más rápido) que la caseína. La leche de fórmula contiene más caseína, la cual es digerida más lentamente por los bebés.

Tal y como dice el Dr Joaquín Velázquez Alvarez Catedrático Universidad Interamericana de P.R.
<<La leche de vaca contiene en 300 militros, 14 gramos de proteína la misma cantidad de leche materna contiene 3 gramos (esta es la cantidad que ingiere un niño de cinco meses). El exceso de proteína hará trabajar al doble los riñones y el hígado, transformada en amoníaco, esta en albumina y esta a su vez en urea, creando deshidratación intracelular por ser estos tóxicos eliminados a través de la orina. 
El lactante aprovecha el 100% de las proteínas de la leche materna y solo el 50% de la leche de vaca y el otro excedente creará los problemas mencionados arriba.>>

 Un reporte de 2001 de la Organización Mundial de la Salud fuertemente aboga sobre la lactancia materna sobre el uso de las fórmulas excepto en inusuales circunstancias.

Veamos la composición de la leche maternizada
Foto de la composición de Enfalac 1

Ésta que tenemos arriba, es la composición básicamente estándar de la leche maternizada que hay en el mercado, si vamos mirando uno a uno sus competentes, podremos encontrar algunos cómo éstos:



1. Aceite de coco - promueve el endurecimiento de las arterias.

2. Mono y Diglicéridos - se encuentran en la lista de la FDA
   como posible mutagénicos y teratogénicos.

3. Citrato de potasio - antiácido

4. Cloruro de calcio - absorbe el agua que se usa como anticongelante.
   Preservativo, puede causar disturbios estomacales e irregularidades
   cardíacas.

5. Citrato de sodio - se adhiere a los minerales y evita que sean
   absorbidos por las células. Altera la excreción urinaria haciendo que
   las drogas inofensivas a bajos niveles sean tóxicas al elevarse sus
   niveles en el organismo.

6. Sulfato Ferroso - se usa como preservativo y herbicida.

7. Sulfato de Zinc - purgativo, induce las náuseas y vómitos. Se están
   haciendo estudios sobre la conveniencia de su uso.

8. Sulfato de cobre - irrita las membranas mucosas y la piel.

9. Hidróxido de potasio - Corrosivo, puede causar hemorragias y
   colapsos.

10. Citratos (sales) - interfieren con los análisis de laboratorio,
    incluyendo los utilizados para detectar funciones del hígado, páncreas
    y el Ph sanguíneo.


 No estoy diciendo que quien le esté dando leche de fórmula a sus hijos le esté envenenando, ni nada parecido, solo os aconsejo que si no os queda más remedio que hacerlo, o elegís éste tipo de alimentación, sea con consciencia y eligiendo lo mejor. En ese sentido tenemos las leches ecológicas, que cuidan mucho más su composición, proceso de elaboración y huyen de azúcares, grasas añadidas, etc 
Una de las marcas más conocidas de leche ecológica infantil, es Holle, os adjunto una imagen de su composición para que podáis ver vosotrxs mismos la diferencia



Tenemos que tener en cuenta que la leche maternizada está hecha, a partir de leche de vaca que tiene una mayor cantidad de proteína entre otras cosas, que no son aprovechables para nuestro bebé y que un exceso de las mismas puede ser perjudicial para sus pequeños riñones. 
Mucha gente pensará que ésta entrada es una taque directo hacia quien elige la leche maternizada, bueno, quién la elige por comodidad sí que puede sentirse atacada por mi, lo siento, es mi pensamiento. 
Quién la ha tenido que utilizar porque no le ha quedado más remedio, entonces no se sentirá atacada ya que seguro que intentó por activa y por pasiva ofrecer lactancia materna y no fue posible. El esfuerzo está hecho

Parece que cuando se habla de lactancia materna se despiertan sensibilidades dormidas, disonancias allá donde vamos, solo por querer mostrar los beneficios de la lactancia . 
Cuando hablamos de todo lo bueno que tiene, directamente un interruptor en la persona que tenemos delante se activa y no escucha los beneficios, sino que empieza a escuchar todos los ataques por el echo de haber elegido el biberón, así que como no quería eso, no he escrito una entrada sobre beneficios de la lactancia materna, sino una sobre la composición de la leche de fórmula. Constatando un hecho no creo que nadie se sienta ofendido más que quien tenga una fuerte disonancia respecto a su elección.

2 comentarios:

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!