El Síndrome del Impostor


"Soy un fraude, todos los éxitos conseguidos, mis logros profesionales, mis buenas notas, todos los elogios que recibo cada día"
¿Alguna vez has tenido ésta sensación? ¿En algún momento has pensado que llegaría el día en el que te descubrirían como impostor@?
Pues que sepas que es un síntoma muy común, ese sentimiento va unido a un síndrome, que se llama El Síndrome del Impostor.
Por muy evidentes que sean sus logros, la persona que sufre éste síndrome, está continuamente desmereciéndose, tiene la firme convicción de que está engañando a todos, y que de un momento a otro, lo van a desenmascarar y la gente saldrá corriendo de su lado por fals@. éstas personas, nunca se atribuyen los méritos, siempre son causados por factores ajenos a ell@s, cómo la buena suerte.
Es un síndrome que se encuentra en muchos estudiantes, que creen que algún día la gente se dará cuenta de que a pesar de todo, las notas, las becas, las matrículas, algún día la gente se dará cuenta de que son unos fracasados.
Una de las características del síndrome del impostor, es que usualmente se da en personas que tienen mucho éxito en sus carreras, parece ser que a medida que vamos avanzando en ciertas áreas, nos damos cuenta de nuestras propias limitaciones y creemos que los demás no valoraran los esfuerzos.
Se considera que 2 de cada 5 personas, sufrirán en algún momento de sus vidas el síndrome del impostor.
Albert Einstein sufría éste síndrome.

Aunque pueda parecer un problema de autoestima, nada más lejos de la realidad, si escuchamos  a Valerie Young, una experta que desarrolla programas profesionales sobre el tema,el síndrome del impostor es más que un simple caso de inseguridad, más complejo que simplemente simular algo hasta lograrlo. Usualmente crónico, se relaciona mucho más al campo de los logros y a un sentimiento constante de no merecimiento de éxito.

Ésto claramente es un gran problema, ya que impide que gente que pueda llegar a conseguir éxitos asombrosos, siga progresando. Young, identifica dos problemas: 

"Si lo permiten, el síndrome del Impostor puede reprimir a las personas, haciendo que tengan miedo de ir por mejores puestos".


 "Otros se sacrifican muchísimo, trabajando de forma ardua y más que el resto, mientras que de forma secreta están convencidos que si fueran más inteligentes no tendrían que trabajar tan duro". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!