OMS: Carne roja y procesada

Hace unos días salía a la luz el nuevo informe de la OMS declarando a la carne roja y la carne procesada como alimentos de riesgo.

Concretamente, sitúa a la carne roja dentro del grupo 2 y a la carne procesada dentro del Grupo 1. Esto significa que los estudios han demostrado una relación entre la carne procesada y el cáncer, y que hay además indicios de relación entre la carne roja y el cáncer (podría ser por la carne o podría ser por otras variables, por eso está en el grupo 2).

Este estudio considera "carne roja" a la carne muscular de todos los mamíferos, y considera "carne procesada" a cualquier proceso que transforme la carne para modificar su sabor o su conservación (ahumado, salazón, fermentación,curado, etc. y, evidentemente, los embutidos).

La carne procesada aparece pues en el grupo de riesgo 1 porque se ha demostrado su relación con el cáncer, pero esta relación no significa que el riesgo sea igual de importante que el de otras sustancias cancerígenas como puede ser el tabaco. De hecho, la OMS ha emitido posteriormente un comunicado corrigiendo el de hace unos días para matizar este nivel de alarma.

Este nuevo informe lo podeis leer aquí: 
http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/cancer-red-meat/es/

El consejo, entonces, respecto a la alimentación infantil, que es el tema que nos ocupa, es evitar directamente la carne procesada y moderar el consumo de carne roja, no ya por su posible riesgo cancerígeno sino porque, además, las recomendaciones sobre el consumo de proteínas suelen ser ampliamente sobrepasadas en la dieta de los más pequeños

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!