NO PUEDO CON EL TALIBANISMO por Mayka Martín




No, no puedo. No soporto a quienes poseen la Biblia de cualquier tipo, a quienes quieren cumplir con algún catecismo, a quienes no tienen capacidad de pensar por si mismos en definitiva y no se cansan de repetir mantras ajenos olvidando los propios ecos internos, su instinto.
No, no puedo con esas/os madres/padres que dibujan en sus mentes una forma de crianza que dictamina el libro de fulano o mengano, como si sus hijos fueran una aspiradora con manual de instrucciones, y que, por cierto, varían según el nuevo bestseller de crianza.
No, no puedo con esas madres/padres que usan el credo de algún nutricionista para trazar cada menú de sus hijos cuando tan sólo hay que fundamentar nuestra alimentación en productos frescos y naturales de forma variada para alimentarles en salud. Esos/as que están pendientes de aquella o la otra noticia sobre tal o cual alimento para eliminárselo a su hijo de la dieta aunque a los 10 meses otro diga que es muy sano y se lo vuelvan a poner, finalmente nuestros hijos son victimas del erudito de turno y un conejillo de indias.
No, no puedo con los dogmas y los/as dogmáticas que dicen: Pepito ha dicho que hay que….¿Pero Pepito conoce a tu hijo? Es lo que me pregunto yo…
No, no puedo entender cómo somos cada día menos mamíferas y más fieles seguidoras de alguien, como si ese alguien hubiera llevado y sentido a nuestro hijo dentro y lo hubiera parido por nosotras.
No, no puedo con ese complejo que últimamente tenemos los padres, es como si no creyéramos en nosotros mismos, como si salvo que alguien nos diga qué hacer, o haya alguna Biblia que seguir y defender, no pudiéramos criar a nuestros hijos NATURALMENTE y AMOROSAMENTE, cuando amor y naturaleza no pueden contenerse ni dibujarse fielmente en ningún libro…Cada amor es único, como única es cada persona, recuérdalo.
No, no puedo con ese radicalismo de cualquier tipo aunque se vista de madre o padre abnegado, porque quien impone su idea de perfección siempre es el más equivocado. El amor, la forma de amar respetuosa no impone nunca, no se estrella contra la roca, buscando erosionarla y moldearla a su gusto, la acaricia, la baña…la ama cada vez que se acerca a ella…
No, no puedo imponer, negar, ocultar, manipular, censurar, amputar el mundo a mis hijos, puedo armarles de razones, puedo debatir con ellos y perder aprendiendo de ellos la lección Y RECONOCÉRSELO con humildad, porque jamás he sido ni me he creído más que ellos, simplemente he conocido más por mis años, pero llega un punto en el que nos quedamos atrás, recuérdalo. Les mostramos nuestro camino, y de nuestras experiencias ellos añaden las suyas, andan tu camino y el propio, tú sólo el tuyo…
Puedo compartir razones y escuchar las que ellos me expongan, puedo ofrecer buenas alternativas a lo que no es sano, sin duda alguna en algún momento tendrán delante o cerca algo que les hace daño, negar su existencia y prohibirla sin más tan sólo les empujará hacia ello y hará débiles por desconocimiento, haber pasado la adolescencia de mis mayores me ha dado unas cuantas lecciones sobre lo malo que es el talibanismo por eso no caeré en ciertos errores en los que caemos sin darnos cuenta.
No, no puedo negarles el derecho de conocer, seleccionar y apartar, porque en ello estará su propio criterio y capacidad de tenerlo. Yo puedo alertar y exponer, no soy Dios, ni juez, no soy ley ni ordeno y mando, soy Madre, Amiga, Compañera, aunque lo que más me ha gustado oír de boca de mi hija mayor es que soy su mejor amiga, porque mamá me lo ha llamado siempre, y casi es una costumbre, sólo tiene magia cuando tu hija es madre…Y es que no conseguí ser su amiga hasta que han pasado 23 años de traerla al mundo, porque el corazón de un hijo no se debe dar por ganado al parirlo, el corazón de un hijo hay que ganárselo año tras año y mantener ese amor con mucha confianza y RESPETO.
Si eres un/a taliban ten en cuenta que si lo que es bueno se impone, deja automáticamente de ser bueno para ser un yugo más.
No le esterilices el mundo, no le metas en una burbuja, por muy bonita que sea, estarás limitando su libertad, sólo ama incondicionalmente y permanece a su lado mientras crece, por si te necesita…
Mayka Martín

2 comentarios:

  1. Me ha encantado, genial por esta entrada maravillosa gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Mayka es fantástica expresando. Gracias por tu comentario jenifer

      Eliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!