¿Qué zapatos necesita mi peque?, por Lorena Alonso

Puedes ver el post original aquí.



¿QUÉ ZAPATOS NECESITA MI PEQUE?

La mayoría de los bebés aprenden a gatear entre los 6 y 10 meses, aunque algunos prescinden de esta etapa y directamente comienzan a caminar. Desde los 8-9 meses y hasta los 16-18 meses un pequeño puede estar gateando, aprendiendo a andar, y lanzarse a andar de un día para otro.

Cada bebé tiene su ritmo de desarrollo y hay que respetarlo. No por calzar a un bebé antes, ni por ponerle zapatos con suela, ni por nada que les queramos hacer, aprenderá a andar antes, ni mejor, pues esto sólo depende de cada niño y de su particular desarrollo.

Hay que dejarle aprender, fortalecerse, y explorar por sí mismo, sólo esto hará que vaya cubriendo etapas de una forma sana, sin prisas ni interferencias en su desarrollo y crecimiento que, a la larga, pueden ser contraproducentes (ponerlos a andar o de pié sin que estén preparados, usar el taca-taca, etc..).

El movimiento libre y la propia capacidad natural de tu pequeño hará todo lo necesario.

Pero llega un momento en el que todos nos preguntamos… ¿Cuándo calzar a un bebé?

Partimos de la base de que un bebé, hasta que no sabe andar solo, no necesita calzado (puede ir descalzo o con calcetines), y que si lo necesita es sólo como protección para andar en la calle.

Tu bebé puede y DEBE estar descalzo el máximo tiempo posible.

Cuando no nos queda más remedio que ponerles algo en los piés (por el frío, por ejemplo, cuando empieza a gatear o dar los primeros pasos como protección etc.) entonces debemos ver en que etapa se encuentra y buscar el calzado más adecuado. Lo que queremos siempre es protegerles, pero tenemos que tener en cuenta que no debemos entorpecer su desarrollo.



RECOMENDACIONES PARA ELEGIR EL CALZADO MÁS ADECUADO:

ETAPA 1. LOS PRIMEROS ZAPATOS - BEBÉS PRE-GATEADORES

SUELA BLANDA – Para todas las etapas del desarrollo, desde el primer día y para toda la infancia.

¿Por qué usar zapatos de suela blanda?

Los zapatos de suela blanda están recomendados por pediatras, fisioterapeutas, podólogos y quiroprácticos, no solo para los bebés y niñ@s durante toda su infancia, sino para todo el mundo y de cualquier edad.

Por su flexibilidad, ligereza y comodidad los zapatos de suela blanda permiten que los pies estén en su postura natural, con todos los dedos bien estirados, apoyando y notando el contacto con el suelo, manteniendo la espalda recta y sin ataduras ni restricciones.

Empecemos desde la base...dándole libertad a los pies de los más pequeños.

Los pies de los bebés y nin@s están en continuo desarrollo y crecimiento desde el primer día, y durante toda la infancia, (siendo los tres primeros años los más importantes) por lo que el calzado que elijas para ellos debe ser el más adecuado.

Durante el desarrollo del pie es muy importante para los huesos, músculos, nervios y vasos sanguíneos, tener espacio para crecer y moverse sin restricciones. En el momento en que los bebés gatean o se ponen de pie e intentan dar sus primeros pasos, los músculos de sus pies se adhieren al suelo y los dedos se separan para ayudar al niño a tener equilibrio y control. Si sus pies están limitados por una suela rígida, refuerzos, o un calzado duro y cerrado, los dedos y los músculos de pies y tobillos no pueden operar de forma natural, no se entrenan, se debilitan, y por tanto, no tienen la fuerza suficiente para mantenerse derechos.

Las suelas blandas y flexibles permiten a los pequeños que gatean y que empiezan a andar poderse adherir al suelo, desarrollando unos tobillos fuertes y huesos flexibles. Esto hace que los músculos, tendones y huesos tengan un buen desarrollo junto con el resto del cuerpo, especialmente la columna vertebral. De una columna recta depende tener unos pies sanos y fuertes durante toda la vida.

Nuestros zapatos de suela blanda son flexibles, ligeros, transpirables y muy cómodos, y acompañarán a tu bebé en cada movimiento y cada paso desde el primer día y durante toda su infancia, ofreciendo la protección adecuada y la libertad que necesita para el desarrollo y mantenimiento de unos pies sanos y fuertes:

¡TAN NATURAL COMO IR DESCALZO!

.

ETAPA 2. GATEO – PRIMEROS PASOS

Durante esta etapa es importantísimo que tu bebé lleve un calzado adecuado. Este es el momento en el que la mayoría de los padres decidimos que es el momento de ponerles zapatos a nuestros hijos.

Desde que un bebé empieza a gatear hasta que da sus primeros pasos las posturas que toman sus pies y tobillos son muy diversas. Los zapatos adecuados para esta etapa deben ser muy flexibles y antideslizantes, y dejar libertad completa de movimiento del pié y tobillo.

Es imposible que un bebé pueda gatear cómodamente con unos zapatos de suela dura, ya que no consiguen la postura adecuada de los dedos y los pies al no tener fuerza para doblar el zapato, y lo mismo le ocurre al dar sus primeros pasos.

El calzado de suela blanda, con o sin refuerzo, y/o con suela de goma flexible es perfecto para esta etapa, ya que permite tanto un gateo sano y con total libertad de movimientos y posturas de pies y tobillos, como una adherencia óptima una vez dan sus primeros pasos.

Cuando de sus primeros pasos, el calzado de suela blanda le permitirá adoptar la postura natural de pies y tobillos necesaria para el buen desarrollo de su musculatura y para mantener la espalda en la posición correcta. Podrá estirar los dedos, notar el suelo con toda la planta del pié (estímulo exterior) y disfrutar de su aprendizaje sin ningún tipo de atadura.

Cuando se anime a hacerlo en exterior, la suela de goma flexible le dará toda la protección que necesita sin entorpecer su desarrollo sano y natural.

.

ETAPA 3. ANDANTES: INICIO DE LA MARCHA (YA NO HAY GATEO) Y MARCHA CONSOLIDADA:

¡Tu bebé ya camina solo! Es un gran avance, y sus pies en este son muy importantes, ya que ahora (y durante el resto de su vida) soportarán el peso de su cuerpo, y de su postura depende mantener la espalada recta.

Para esta etapa es lógico que sus zapatos comiencen a tener suela (procura que, aunque sea suela "dura", sea lo más flexible y ligera posible), ya que en la calle necesitan tener los pies más protegidos.

Pero… ten en cuenta que los zapatos de suela dura son para eso, para proteger los pies en el exterior, no para moldear los pies de tu hij@ (a no ser que tenga algún problema, cosa que tendrá que decidir el especialista a partir de los tres o cuatro años).

Durante esta etapa y para el resto de su infancia:

SUELA BLANDA DE ANTE PARA USO INTERIOR (pequepies, robeez) Zapatos, suaves, flexibles, ligeros, transpirables y super cómodos. Intenta calzar a tu hij@ con zapatos ligeros y de suela blanda todo el tiempo que sea posible: en casa, en la guardería, en el gimnasio (yoga, judo, etc), en el parque, etc.. Puedes usar este tipo de calzado siempre que quieras, en entornos controlados y para interior.

Los pies de tu hijo están creciendo y formándose continuamente hasta la adolescencia, por lo que un calzado que le permita caminar de forma natural y sin restricciones le ayudará a mantener sanos y fuertes los músculos de sus pies y tobillos, y ayudarán a evitar futuros problemas de espalda en la etapa adulta.

SUELA FLEXIBLE PARA USO EN EXTERIOR: protección y libertad de movimiento.



ESTAS SON LAS MARCAS QUE RECOMENDAMOS Y LAS ETAPAS MÁS ADECUADAS DE USO. SEGÚN LA ETAPA EN LA QUE SE ENCUENTRE TU PEQUE, PUEDES OPTAR POR UNA DE ELLAS, ADAPTÁNDOTE SIEMPRE A SU RITMO DE CRECIMIENTO Y DESARROLLO.

Pequepies, suela blanda de ante: desde el primer día, y para toda la infancia. Especialmente recomendados para la etapa 1 y 2. (Uso interior etapa 2)

Robeez, suela blanda de ante: desde el primer día, y para toda la infancia. Especialmente recomendados para la etapa 1 y 2. (Uso interior etapa 2)

Bobux Originals, suela blanda de ante: desde el primer día, y para toda la infancia. Especialmente recomendados para la etapa 1 y 2. (Uso interior etapa 2). (disponibles próximamente)

See Kai Run Smaller: suela blanda de ante con refuerzos de goma. Aumentan la adherencia. Uso interior, y uso exterior ligero en entornos controlados. Etapas 1 y 2.

Pediped Originals: suela de piel antideslizante. Aumentan la adherencia y protección, permiten uso exterior completo. Etapa 2.

Biomecanics: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Con refuerzos en talón y puntera. Gateo sano y primeros pasos seguros y protegidos. Etapa 2 y 3.

Bobux Step Up: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Gateo sano y primeros pasos seguros y protegidos. Etapa 2 y 3.

Garvalín: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Etapa 3

Pediped Grip and Go: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Etapa 3 (disponibles próximamente)

See Kai Run: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Etapa 3

Kickers: suela de goma flexible, piel suave, ligeros. Etapa 3



Recuerda, estas son las consideraciones más importantes para elegir sus zapatos:

-        Calzado de piel (transpirable)

-        Suela flexible

-        Tobillo libre (zapatos bajos, o abotinados, pero que no compriman el tobillo)

-        Ligeros

-        Horma ancha

Si necesitas ayuda adicional para elegir, pregúntanos! Estamos encantados de asesorarte.

pucosweb@gmail.com

www.peucos.es

...

1 comentario:

  1. Madre mia. Me viene prefecto. Una duda. Mi bebe, 11 meses, esta en la etapa 2. Gatea, se pone de pie agarrandose a cosas y empieza a dar pasos agarrado a ellas. Tanto en casa como en la calle. Viene el invierno y aqui hace frio. Además, los calcetines se le salen y terminan siendo un engorro para el. Pensaba comprarle unos zapatos de suela blanda tanto para interior como exterior. Pero decís que son para interior. Es asi? deberia comprarle unos de suela blanda reforzada para experior? Gracias por la info, esta genial!

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!