Visitar a un recién nacido

Cuando hay un nuevo miembro en la familia o grupo de amigos, estamos ansiosos por conocerle, pero debemos tener en cuenta que, para el recién nacido, es un momento de adaptación a su entorno y, para la mamá, es un periodo de recuperación del parto que puede ser muy duro. Por eso, deberíamos tener siempre en cuenta una serie de consejos para proteger en la medida de lo posible el bienestar de la nueva familia:




  • Evita visitarles en la primera semana. Es un periodo muy sensible en el que la madre puede estar todavía muy dolorida y el bebé no tiene establecida la lactancia ni el sueño. 
  • Es inevitable a veces hacer una visita en el hospital. En todo caso, deja pasar las primeras 24 horas. 
  • Si cuando llegas al hospital encuentras que ya tienen otra visita, espera fuera hasta que estos salgan. No conviene que haya más de dos personas en la habitación
  • Evita permanecer en la habitación cuando el bebé esté mamando. Es un momento muy íntimo en los primeros días y la madre puede sentirse incómoda. 
  • Avisa siempre antes de ir a visitarles. Aunque siempre hayas pasado por su casa a la misma hora, las rutinas han cambiado. Es mejor avisar con un mensaje que con una llamada, que lo responderán en cuanto puedan. 
  • Cuando por fin vayas a conocer al bebé, procura que tu visita se perciba como una ayuda y no como una molestia: lleva comida, ofrécete a ayudar con la limpieza, sal al parque con los hermanos mayores del bebé... 
  • Es muy tentador, pero no es momento de dar consejos. La nueva mamá está inundada por las hormonas, las dudas, la inseguridad... La información útil de un profesional sobre lactancia o cuidados del recién nacido por parte de un profesional siempre son bien recibidas pero las opiniones no. Deja que ella encuentre su modo de hacer las cosas. Para comentar siempre hay tiempo. 
  • Evita ir con niños cuando vayas a visitar al recién nacido. 
  • No cojas al bebé sin permiso de los padres. En todo caso, recuerda que un recién nacido es muy sensible a olores, virus, etc. 
  • Cuando el bebé duerma, vete para que la madre pueda dormir también.



Cris. Educadora social especializada en atención temprana, mamá de dos y directora editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!