Testimonios en primera persona: bebés arcoiris


En el 2008 me quedé embarazada, buscándolo, con toda esa gran ilusión que conlleva ese sentimiento mutuo de 2 personas que se quieren y que necesitan formar una familia. Bien, pues mi gran decepción fue, cuando a los 2 meses y medio, en mi primera eco, en tu gran primer reencuentro con tu nuevo ser, te diagnostican que tienes un huevo hueco, es decir, que ahí donde piensas que se esta formando una gran vida, acaba por ser unos cuantos trozos como de higaditos que no se llegan a formar por esa falta de un gran corazón por latir.

Ese día fue el peor de mis días, toda experiencia de síntomas típicos de embarazada no sirvieron para nada. Ese día fue para mí el fin de mi ilusión por ser madre en esta vida tan injusta para mí.

Pasado unos años la situación con mi pareja iba a peor, no sé si por arrastrar esa pena o por no tener ilusión ya por nada... o no sé por qué... pero de repente, haciendo un gran esfuerzo, mi pareja y yo por darnos otra oportunidad, empezamos a sentir que la vida había que vivirla con otros ojos de como ya los estabámos mirando últimamente, con tanta negatividad, así que decidimos intentar relajarnos y disfrutar el uno del otro siempre pensando en positivo y sabiendo que bueno, por lo menos después de tanta desgracia (me despidieron de la empresa donde trabajaba por enterarse d mi situación y que yo no avise por no querer hasta saber de seguro) nos teníamos el uno al otro.

Así que, entre tanta relajación, a mis casi 40 años, de repente apareció un síntoma. Un síntoma como una especie de virus del estómago que en mi vida pasé.... y que al final en vez de un virus fue todo lo contrario..... nuestra gran cura. Y yo pensando en ese virus, me decía algo que tenía que hacerme la prueba de esa carita sonriendo que estaba esperando que la viéramos en ese test de embarazo la pareja mas afortunada y dichosa de ese gran momento nuestro, el de saber que sí que era posible volver a intentarlo de nuevo.

Después de unos meses de inquietud y gran angustia, para qué negarlo, por mi miedo a volver a experimentar ese malestar por recibir alguna que otra mala noticia sobre el estado de mi feto, al pasar mi 3 meses es cuando supe, que la vida al fin nos estaba sonriendo, es ahí cuando tuve esa corazonada de de que todo saldría como ya como una desea en su gran momento y que tanto me merecía.

Por mi ya edad de riesgo tenía que pasar por la prueba de la admiocentesis que aun con fobia a las agujas pasé sin ningún miedo. Pero ya cuando te dicen que hay algo extraño en los resultados de tus genes.... de repente, todo lo que consigues superar con esa actitud de positividad..... se hunde en un momento.

En ese instante trato de pensar que ha sido algún error y de que no puede haber nada malo, la nueva mami lo estaba haciendo bien con su dieta, había dejado de fumar, había conseguido llegar a mi estado de gran tranquilidad y relajación, hacía mis paseos diarios, así que era imposible, pero el tema de los genes poco tenía que ver con todo eso, así que mi pareja y yo tuvimos que someternos a otras pruebas y análisis para confirmar que mi lentejita crecía correctamente.

Y así fue, simplemente a mis casi 40 años me diagnostican que en mis genes existe una traslocación, una especie de genes que son iguales a todo el mundo, así que era algo mas peligroso el seguir, por el tema de deficiencias y demás sindromes por tener mi pareja y yo los genes casi iguales. Nuestro resultado no fue mas que "no hay ningun problema, el gen diagnosticado lo porta la madre" y es así como ese día en la sala de espera del hospital lo sentí antes de entrar a consulta, porque la nueva mami iba con todo su optimismo desde un principio y su intuición le decía que eran pequeños obstáculos que debía de soportar para alcanzar la máxima felicidad que nos estaba esperando.

Y despues de mis 8 meses y 2 semanas nació nuestro Niko, 2600 kg.m un renacuajín que ayudó incluso a su mami formando entre los dos un gran equipo para nuestro parto natural, empujando todo lo que pudimos entre los dos para tener ese nuestro gran reencuentro.

Un reencuentro perfecto, mirándonos a los ojos, oliéndonos, tocàndonos sintiéndonos por primera vez, empezando a experimentar su gran instinto (se agarro al pecho el solito perfectamente), ahí es cuando supe que todo en la vida pasa por algo y para algo. Nuestro hijo Niko ( nombre latín de significado "querido por todos") que tanto ansiaba su gran familia fuera en la sala espera por ser también nuestro primer varón en la familia materna, había nacido sin ningún problema ni anomalía. Y hoy con sus 6 meses es un niño risueño feliz sano, colgado de la teta de su mami todo el día, dando sus paseos en su mochilita, durmiendo con su mami y experimentando y aprendiendo lo que es de la vida siempre con una sonrisa como le enseño su mami desde que lo miró por primera vez y siempre con esa inocencia de que nada malo tiene porque pasar y trasmitiéndole a sus papis de que "tranquilos papis, al fin, la vida es bella" Y así es mi gran experiencia de que en la vida todo se puede ,y que todo depende de según con que cristal se mire. Os animo a esas madres que supongo lo estarán pasando mal, y que intento tras intento han tenido ese mal trago que yo pasé también. Y repito con todo orgullo ahora con mis 40 años, después de un aborto y con un diagnostico de tener una traslocación en mis genes ( esta enfermedad según estudios genéticos por si no lo mencioné te advierten que tienes que soportar problemas al buscar quedarte embarazada), despues de una admiocentesis con peligro a aborto, he tenido un embarazo genial, ni una sola angustia,dolor adbdominal ni ciática, ni ardores severos, ni cansancio, un parto natural con dolores como no..pero que se pueden soportar, y con esa misma energía que me da mi niño como una de incluso de 20 años a pelear por la vida de mi hijo y a disfrutarla al máximo y porque no, en unos añitos volver a intentarlo y conocer otro nuevo ser en mi vida, y un hermanit@ para nuestro Niko.

Ánimo chicas confiad en vuestro cuerpo, vuestro instinto, y vuestra gran capacidad para crear....la vida es bella.



Loles


 __________________________________________________________





Nunca había oído hablar de bebés arcoiris, este es mi caso:

En Agosto de 2013 me enteré de que estaba embarazada. Me sentía feliz pues era muy deseado y llevábamos casi un año buscando. En septiembre, después de tener relaciones, noté como un manchado rosita. Mi gine me dijo que era normal pero que acudiera a su consulta para estar segura.

Fui pero no se veía mucho, parecía pequeño para estar de 10 semanas y me dijo que volviera al cabo de unos días. No le hice caso y nada más llegar mi marido nos fuimos al hospital. Allí nos confirmaron que se trataba de un aborto. Imagínate... ¡Uf, qué dolor!!!!

Como ya estaba de 10 semanitas al final tuvieron que hacer un legrado. Me hicieron el legrado el 7 de septiembre de 2013 y el 7 de agosto de 2014 nacióel amor de mi vida!!!: Un embarazo maravilloso, ni el mas mínimo problema (solo psicológicos por el miedo, supongo que es normal).

A todas las que pasen por esto, muuuuuchísimo ánimo y un fuerte abrazo!!!!!


 Cristina Costa


_________________________________________________




El próximo día 29 hace tres años que perdí a mi bebé, estando de tres meses, desde el primer momento con pérdidas de sangre, pero la bolsa y placenta crecían y el corazón latía (tengo una sobrina que se llevaría poco más de un mes)... Un bebé muy buscado.

Ese día además yo cumplía 33 años, las felicitaciones en Facebook y por WhatsApp os podéis imaginar..

Mientras tanto, nosotros en el hospital , me pusieron las pastillas y di a luz en casa... Contracciones, barriga inflada.. Solo la mano de mi marinovio (mi hijo mayor no estaba, 17 años).

Después, dos pérdidas espontáneas y por fin la 4° vez, pastillas para retener el feto, embarazo de riesgo, reposo, parto que casi nos vamos los dos...

Hoy tengo un hijo de 20 años otro de 20 meses y un ángel que duerme en mi corazón. No te voy a decir que la naturaleza es sabia, que vendría mal y Bla bla bla. Es tu hijo y no se entiende el por qué, aunque lo hubiere. Así que ánimo mucho ánimo, llora, yo sigo llorando su pérdida y habla, habla cuando lo necesites y con quien creas. No olvides a tú pareja, también ha perdido su hijo, no saben cómo actuar, para ayudar y llevar también su dolor.. (desde entonces, mi marinovio se esfuerza mucho para que el día de mi cumpleaños, lo lleve un poco mejor... ).

Esther Nache Cotes 



_____________________________________________



Yo tengo un bebé arcoiris. Aunque es un tema del que no me gusta hablar, me he decidido ha contar mis sombras para poder ayudar a todas las mujeres que están pasando por ese momento tan duro que yo viví.

Después de 3 abortos, llegó mi bebé arcoiris. Sé que por mucho que os pueda decir, y por muchos ánimos que os de, ahora lo veis todo muy negro... Pero se puede... ¡¡¡Vamos que se puede!!!

Tuve 3 abortos en 5 años. Y no, no duelen menos el segundo ni el tercero. Y no, no se olvidan con el bebé arcoiris... Con cada uno se marcha un pedacito de alma...

En mi caso, el "fallo" está en mi. La ginecóloga me explicó algo así como que mi cuerpo rechazaba al embrión formando pequeños trombos. 5 años de angustia, de penas, de compasión, de sentimientos de culpabilidad, de incomprensión, de depresión... y todo se hubiera evitado con una triste pastilla.

Desde que tuve los resultados de infertilidad, me pusieron en tratamiento con una pastilla y estuve con ella hasta días antes de dar a luz. Hasta que le vi la carita a mi niño, no se me quitaron mis miedos..., esos que no me dejaron disfrutar del embarazo, esos que ni me dejaron decir a la gente que estaba embarazada hasta que ya no se podía ocultar... Qué injusta es la vida... Y qué difícil es vivirla... Pero merece la pena, porque después de la tormenta siempre sale el sol, y en un lado u otro se puede contemplar el arcoiris. Mucha fuerza futuras mamás.


Mami de Ru



__________________________________________


Mi luz:


Todo empezó hace 4 años aproximadamente. Yo tenia 35 años y decidí que era el momento de quedarme embarazada.

Tras un año y pico intentándolo y cuando ya empezábamos a plantearnos el mirar nuestra fertilidad me quedé embarazada!!! Estábamos muy contentos e ilusionados, todo iba bien, llevaba un embarazo de fábula, hasta el día de la revisión de los 3 meses, donde miran lo del pliegue nucal. Yo enseguida detecté que algo no iba bien. No era mi ginecólogo, era un chico joven, no paraba de toquetear el aparato de las ecos y hacer cada vez más presión sobre mi barriga con el cabezal... Hasta que vi en el monitor esa imagen, como un globo desinflado, que nunca se me olvidara.

Se había parado el crecimiento, el corazón del feto y el mío. Me recomendó un legrado y esa misma tarde me lo hicieron. Es algo muy frecuente, según te explican, pero para mí eso no era consuelo.

Espere 3-4 meses porque en ese impás me puse la vacuna de la rubeola, ya que me dio negativo, y vuelta a empezar. Después del legrado estaba muy triste y cada vez que veía o me enteraba que alguien estaba embarazada me entristecía muchísimo.

Me apunté a un gimnasio, hice reiki y al cabo de dos intentos me volví a quedar embarazada!!! La alegría duro poco. A los dos días de ir al gine y ver que todo estaba ok, empecé con una hemorragia bestial. Mi marido me dijo: "Vamos al hospital, pero ya sabes qué es esto".

No me lo podía creer, por qué a mi otra vez??? Tras el asombro de la gine de urgencias, el embrión seguía implantado, había que esperar y estar en reposo e ir controlando.

Estuve un mes en reposo, muerta de miedo e intentando ser positiva y visualizar a mi bebé. Una vez pasado el reposo y los 3 primeros meses que son los de mas riesgo, volví a mi rutina, trabajo, vacaciones... El miedo a que le pasase algo a mi lentejilla siempre estaba rondándome, pero gracias a mi gine (que, por cierto, cambié al chico joven) y al apoyo de mi marido, lo supe tener bajo control.

Y a la semana 40, justo un día después del control rutinario y ver que estaba muy verde, me puse de parto. Fue todo muy bien y después de unas horas de trabajo conjunto entre mi lentejita y yo, por fin la tuve entre mis brazos hasta hoy, que ya tiene 17 mesecicos y es un terremoto.

Nunca me olvidaré de mi primer embarazo y de mi bebé estrella, ni del día que lo separaron de mi. Pero sé que fue necesario que nos dejase para que hoy pueda disfrutar de mi bebé arco iris. Gracias pequeño por tu sacrificio!!!!


Almudena Ortega

1 comentario:

  1. Muy bueno este tipo de articulos, de verdad que si, yo les recomiendo otro tambien : https://www.somosmamas.com.ar/embarazo/bebe-arcoiris-los-que-nacen-despues-de-una-perdida/

    Esta buenisimo este tema, tengo un trabajo sobre esto y de verdad que buscando he encontrado arculos increibles.

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!