La importancia de dar el pecho, por María Enbrazosdemamá

Quiero empezar este post, diciendo que la lactancia materna es lo natural, alimentar a nuestros bebés con nuestro cuerpo, con nuestros pechos, con la leche que fabricamos por y para él.

La leche maternas es el mejor alimento para nuestros bebés, es el único alimento vivo que cambia de composición. Lo hace para adaptarse a las necesidades de nuestros hijos a medida que van creciendo y poder cubrirlas.

Cuenta con una combinación magnífica de grasas, proteínas y vitaminas que el bebé necesita, además el bebé disfruta de diferentes sabores a través de la leche y en muchas ocasiones eso hace que esté más predispuesto a la hora de empezar con la alimentación complementaria.

La lactancia materna, previene la obesidad. Eso se debe a la autorregulación del bebé, que desde el primer momento de vida (al ser la lactancia a demanda) aprende a regularse y a decidir cuando y cuanto comer. Esta situación se va alargando en el tiempo, hasta la edad adulta.

La leche materna cuenta con muchísimos anticuerpos, que ayudan al bebé a combatir diferentes tipos de infecciones, bacterias o virus. Como los anticuerpos provienen de nuestros cuerpo, son específicos para enfrentarse a los virus que existen en el entorno del bebé. Así que debemos tenerlo en cuenta si estamos pasando por algún virus o infección, porque el motivo es doble ya que le estamos pasando al bebé los anticuerpos que necesita para combatir esa enfermedad.

Varios estudios indican que los bebés amamantados tienen muchas menos posibilidades de enfermar. De padecer enfermedades intestinales, respiratorias, infecciones de oído... Por eso, los bebés que toman pecho acuden menos al médico y cuando enferman, su recuperación es mucho más rápida. Muchas menos posibilidades de sufrir el síndrome de la muerte súbita o de sufrir alergias.

No podemos olvidar lo cómodo que es dar el pecho. Podemos hacerlo en cualquier momento, sin ningún tipo de preparación. En cualquier lugar, situación... la leche siempre está ahí, lista y a punto! Y además es gratis!

Nos ayuda a dormir, a sanar, a distraernos, a jugar, a calmarnos... es, la teta mágica.

 Dar el pecho es mucho mas que dar alimento. Es amor, es olor a mama, es paz, es tranquilidad.... Me encanta contar que para mi, es como ese invisible cordón umbilical... para el resto es así, invisible, pero para nosotras (mi hija y yo) sigue estando ahí de alguna forma, consigue unirnos de tal forma... es difícil describirlo con palabras.

 Para poder conseguir una lactancia exitosa, es muy importante contar con el apoyo necesario. Papa, familia, amigos... que nos ayuden y sostengan. Igual de importante es estar informadas, por eso os animo tanto a las que estáis embarazadas como a las que ya seáis madres, que acudáis a un grupo de apoyo, que contéis con una buena asesora cerca, que pueda ayudaros y guiaros en este precioso camino.



María Enbrazosdemamá
http://enbrazosdemama.com/wordpress/

1 comentario:

  1. Toda la razón. Para mi la lactancia está siendo tan importante para afianzar el vínculo con mi hija. Me da mucha pena que haya gente que se lo pierda o que no tenga el apoyo necesario para disfrutarlo...

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!