Bebés llorones

"¿Pero por qué llora si no le pasa nada?", "Ha comido y está limpio, lo que tiene es cuento".

¡Error! ¿Cómo sabes que no le pasa nada? ¿Cómo te atreves a dejarle llorar porque no tenga molestias visibles?

Un bebé no llora porque le apetece, ni para llamar la atención ni manipular. Esos procesos cognitivos complejos no los dominará hasta muchos años más tarde. Si llora es porque le pasa algo.

Por favor, ¡no le dejes llorar! No le hagas saber que no puede contar contigo cuando lo necesite.

Estas son solo algunas cosas que pueden pasarle al bebé y que no se pueden ver a simple vista:

  • Le pica una oreja 
  • Tiene un hilo enredado entre los dedos 
  • Se ha asustado por algo 
  • Tiene sed 
  • Se le ha dormido el pie 
  • Se ha arañado 
  • Tiene un afta bucal
  • Hay demasiada luz
  • Necesita cambiar de postura 
  • Le va a salir su primer diente 
  • Un moco no le deja respirar bien 
  • Le raspa la etiqueta del body 
  • Le duele algo 
  • Tiene calor 
  • Tiene frío 
  • Tiene la garganta irritada 
  • Se le ha metido una mota de polvo en el ojo 
  • Ha chupado el peluche y tiene un pelo en la lengua 
  • Le hemos apretado demasiado el pañal o el patuco 
  • Tiene una contractura (mucho más común de lo que la gente piensa por la hipertonía de los bebés muy pequeños) 
  • Necesita una referencia de dónde está y con quién 
  • Se ha mordido la lengua con las encías 
  • Necesita saber que no le han abandonado 
  • etc. 
 ¿Cómo sabes que no le pasa nada? ¡Mira su cara de angustia!




¡Por favor, no dejes llorar a tu bebé!




Cris. Educadora social especializada en atención temprana, mamá de dos y directora editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!