Propiedades de las grasas vegetales


Propiedades del aceite de coco



-Mejora la salud cardíaca

-Estimula el funcionamiento de la tiroides

-Estimula el metabolismo

-Promueve la vitalidad y energía

-Promueve la pérdida de peso, si fuera necesario, y un peso saludable

-Fortalece el sistema inmunológico

-Lubrica el sistema digestivo

-Ayuda a prevenir la diabetes tipo 2

Tampoco puede faltar en tu cosmetica:
-Es excelente para la piel, se puede aplicar de manera externa y está comprobado que tiene efectos regenerativos y de antienvejecimiento. 



-Es excelente también para el cabello y el cuerpo cabelludo, le da vida y brillo a tu cabello especialmente si necesita recuperar humedad luego de haber ido al mar, piscina o simplemente por el agua o uso de color.

Verás, la grasa del aceite de coco tiene (en altas cantidades) un componente mágico que se llama ácido láurico. Este ácido tiene propiedades curativas milagrosas entre ellas antivirales, antibacteriales, y por ende regenerativas.


Consejo de compra: Siempre compra sin refinar y orgánico. Esto significa que sus propiedades curativas y nutricionales están intactas, y no han sido modificadas al ser procesadas por el calor

Propiedades del aceite de oliva



El aceite de oliva es una de las grasas más saludables que podemos encontrar, por eso se ha convertido en una de las mejores opciones entre quienes desean cuidar su salud a través de la alimentación.


    El aceite de oliva es uno de los hidratantes naturales más efectivos que existen. Usado habitualmente para tratar las uñas frágiles y quebradizas o el cabello dañado, en la piel cumple el mismo efecto, potenciando la hidratación y ayudando a combatir la resequedad.

    Uno de los beneficios del aceite de oliva es su capacidad para reparar los tejidos dañados de la piel, por eso es muy recomendable en casos de heridas, marcas o cicatrices, aportando hidratación y vitaminas a la dermis para favorecer su recuperación.

    Debido a sus ácidos grasos naturales y a su aporte de vitaminas E y K, el aceite de oliva es una excelente alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel, permitiendo que la misma mantenga su elasticidad natural y su apariencia suave y lozana.

    Su gran cantidad de antioxidantes convierten al aceite de oliva en uno de los ingredientes naturales más beneficiosos a nivel cosmético.

   

 Popiedades del aceite de almendras


    El aceite de almendras es un destacado hidratante y ayuda también a desinflamar la piel, por eso no dudes en colocar algunas gotas en tu crema de uso diario y rápidamente notarás como tu tez luce más sedosa y en mejor estado

    Es también un ingrediente esencial en las mascarillas para el cabello justamente por sus propiedades hidratantes, es perfecto para combatir los daños causados por el exceso de sol o las frías temperaturas. 

    Quienes sufren de problemas de tránsito intestinal pueden optar por tomar una cucharadita diaria de aceite de almendras que funciona como un buen laxante pero recuerda asegurarte de que el aceite sea comestible pues no todas las presentaciones se pueden consumir.

    Nada más delicioso que un masaje casero bien hecho. Pero para eso no necesitas comprar cremas costosas con un poco de aceite de almendras basta, además ya sabemos que el resultado será una piel suave y tersa así que ¿por qué no probarlo?

    También puedes aplicarlo diluido en un poco de agua o con la piel húmeda si estás embarazada pues es un gran remedio casero para prevenir estrías. Si estás perdiendo o aumentando de peso puede ser de gran ayuda para evitar estas marcas en la piel.

    Si eres una persona propensa a tener ojeras bajo los ojos, el aceite de almendras también te servirá para tratarlas; tan sólo deberás aplicar un poco de este aceite en la zona donde tienes las ojeras y darte ligeros toques sin llegar a frotar el producto. Deja que actúe durante toda la noche para que se impregne bien en la piel y verás cómo los beneficios de este aceite esencial consigue hacer desaparecer la oscuridad bajo los ojos. 
Te voy a explicar como hacer aceite de almendras en casa:

Instrucciones


  1. Con ayuda de una batidora/licuadora, licua las almendras lo máximo posible. Es mejor empezar haciéndolo a velocidad baja e ir aumentándola a medida que los trozos vayan siendo más pequeños. Si la masa se queda pegada en los lados de la licuadora, párala y límpiala.
  2. Licua hasta que se convierta en una pasta cremosa.
  3. Añade aceite. Si la masa se convierte en una bola dura añádele más aceite aún. Con una cucharada bastará.
  4. Una vez mezclada la masa y el aceite, reserva la mezcla en un recipiente en un lugar seco durante dos semanas.
  5. Transcurrido este tiempo, cuando el aceite se haya separado de la crema, podrás utilizarlo.

Información extraída de: Uncomo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!