Mi hermana (por el hijo mayor de Cris)

Yo siempre había querido tener un hermano pero mis padres no me hacían ni caso.

Después de tantos años de espera, antes de que a mi madre se le pasara el arroz, decidió hacerme caso. Yo estaba muy feliz pensando que sería niño, pero menuda desilusión me llevé cuando vi que era una niña (pero pienso enseñarle a jugar al fútbol tan bien como su hermano).

Cuando todavía no había nacido, a mi madre le volvía loca con tanto movimiento dentro de ella y teníamos que comer en la habitación porque a mi madre le daba asco todo y solo estaba a gusto ahí.

 El día que yo terminaba 2º de ESO, mi madre me despertó una hora antes para decirme que le dolía la tripa y que se iba al hospital. Yo me puse a desayunar y al rato me llama mi padre y me dice que está a punto de nacer mi hermanita y que me quedara en casa. Me fastidió un poco al principio porque ese día era mi actuación en la fiesta del instituto pero mereció la pena porque prefería ver a mi hermana.

Cuando la vi, era un poco fea, no me la esperaba así, pero ya se ha puesto más guapa, más como los bebés normales. Y también se ha puesto más llorona, gritona y traviesa, porque lo quiere tocar todo. El otro día incluso me estropeó el teléfono porque me lo cogió y se lo metió en la boca y, como tiene la pantalla rota, se le metieron todas las babas y luego estuvo un buen rato sin funcionar (esta se la guardo). También se ríe mucho y echa unas cagadas enormes. Entre lo que come y lo que caga, ensucia mucha ropa y siempre hay cosas suyas apartadas en un cubo en remojo con blanco nuclear. Pero aunque cague mucho me da igual, yo siempre la querré. Igual que a mi madre, que seguro que me va a dejar salir un rato este fin de aunque tenga exámenes el lunes, ¿verdad????

Lo que decía: Mi hermana come mucho. Bueno, no come mucho pero pringa mucho y es muy divertido, sobre todo cuando hace catapulta con la cuchara. Cuando come fresas, parece que ha asesinado a alguien. Y aparte de lo que come, se pasa el día en la teta de mi madre. Mi madre parece de una tribu del Amazonas pero más blanca, como las que salen en los documentales que se pone cuando se echan la siesta en el sofá.

Ahora mi hermana está empezando a andar y yo a veces la pongo delante para que venga hacia mí y me abrace, pero solo se lo hago un par de veces porque enseguida se cansa y grita o me tira algo para que le deje en paz, pero es que me gusta ver cómo era mi madre conmigo cuando yo era pequeño (aunque dice qeu yo daba menos guerra).

Bueno, ya os iré contando más cosas, espero que os haya gustado. :)


1 comentario:

  1. Jajajajajajajajajajajjaja me parto como minitú, es super gracioso. A la espera de las siguientes entregas. ;)

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!