Crisis de crecimiento, por María Enbrazosdemamá

En este post voy ha hablaros sobre las crisis de crecimiento.

 Y ¿Que es una crisis de crecimiento? Pues es un periodo de la lactancia en la se produce un desajuste entre la oferta de leche que producimos y la demanda del bebé. El bebé para crecer, tal y como la indica el nombre de la crisis, necesita mas leche y a más succión, mas producción y los bebes lo saben. Suele ser uno de los momentos críticos en las lactancias, ya que si no sabemos que está pasando, las dudas y los mitos pueden invadirnos.

 No todas las madres y bebes notan las crisis, pero algunos las viven de forma intensa. Os cuento cuando y como se producen. Las fechas son una referencia, ya que intervienen varios factores y cada bebé y mama son un mundo.


 15-20 días 

 Suele ser la primera crisis, el bebé debe haber recuperado el peso del nacimiento.

 El bebé se pone nervioso y muy demandante, quiere estar todo el tiempo al pecho, incluso horas. Puede tener esa actitud a cualquier hora del día, pero “la hora crítica” suele ser la tarde-noche. Mama muy nervioso, y en cuanto suelta la teta , aunque lleve horas mamando, llora y pide más. Las madres podemos notar el pecho un poco mas blando, cayendo en el error de que no tenemos suficiente leche. Esta crisis suele durar entre 2 y 5 días.

 Solo debemos tener paciencia y saber que no pasa nada malo, que es absolutamente normal y que en unos días todo volverá a la normalidad.


 6-7 semanas

 El comportamiento del bebe en esta crisis es diferente. Puede darnos la sensación de que está peleando con el pecho. Se pone a llorar en cuanto empieza a mamar, puede que mame con la misma frecuencia que hasta ahora, pero al mamar está nervioso y ansioso. Estira las piernas como si diera patadas y arquea la espalda con el pezón en la boca, como si no lo viera o no lo encontrara.

 En este momento se produce un cambio en la composición de la leche, y está mas salada de forma temporal.

 Esta crisis puede alargarse un poco más que la anterior, pero nuestra actitud debe ser la misma. Paciencia y confianza, en unos días todo volverá a la normalidad.


3 meses

 Esta crisis es la mas famosa. Suele ser la que mas notan las madres.

 Llegados a este punto, el bebé, ha perfeccionado muchísimo la succión así que ahora es capaz de extraer la leche que necesita en pocos minutos. Podemos pensar que no es posible que el bebé tome la cantidad de leche que necesita en tan poco tiempo, pero como digo ahora son expertos.

 Las madres suelen notar los pechos mas blandos, ya que la producción de leche se regula. (Podemos decir que el pecho pasa de ser un restaurante de comida rápida, a uno de postín en el que hay que esperar un poco más) El pecho ahora fabrica leche cuando el bebé la pide, por lo que desde que el bebé empieza a succionar hasta que se activa el reflejo de eyección transcurren unos segundos. Al bebé eso no le gusta y se enfada haciéndonoslo saber.

El campo visual del bebé ha crecido mucho y es capaz de ver muchas mas cosas, por eso se distrae con mucha facilidad, y prefiere ver el mundo a estar horas mamando, como hasta ahora.

 Muchas lactancias acaban durante esta crisis, debido a los mitos y opinólogs, que consiguen que las madres dudemos de nuestra capacidad para alimentar a nuestros hijos con nuestro cuerpo. Podemos creer que no tenemos suficiente leche, que se está acabando, que el bebé ha perdido el interés por el pecho...

 Esta situación puede alargarse bastante, incluso hasta un mes.

 En esta crisis suele funcionar intentar ofrecer el pecho en sitios tranquilos, con luz tenue. Sin ruidos ni distracciones (TV, radio, teléfono móvil...) Ponerse de pié meciendo al bebe hasta que agarra el pecho también puede ayudarnos. Y como siempre confiar, saber que es una fase y que va a pasar.


 1 año 

 Quizás esta crisis ya no es de lactancia como tal, pero el peque vuelve a mamar como cuando era bebe. Vuelve a demandar mucho pecho, incluso dejando casi de comer durante unos días. En mi opinión esta crisis es más de apego, de tipo emocional.

 En está época suelen empezar a andar, están aprendiendo muchísimas cosas nuevas y necesitan el contacto, el olor, el calor de mama... por eso demandan más durante unas semanas.

 Puede ser difícil de entender ya que nuestro bebé ya no es tan bebé. Incluso podemos preocuparnos pensando que no se está alimentando correctamente.

 Mi consejo es escuchar y acompañar al bebé, nadie mejor que él sabe lo que necesita. En un par de semanas o tres todo vuelve a la normalidad.


2 años 

 Al igual que la crisis del año, es una crisis mas emociona que de lactancia. Nuestros hijos empiezan a tomar consciencia de su yo. Se dan cuenta de que ellos y mama son personas diferentes.

 Suele ser la época de más rabietas y de reivindicaciones. Empiezan a forjar su propio carácter, su personalidad...

 Suelen volver a demandar más atención, más teta... La misma atención, amor, calor, mimos... que les dimos cuando eran bebes, lo necesitan ahora para extender sus alas y echar a volar con total confianza y seguros de si mismos, pero antes necesitan volver mas a menudo a su lugar de referencia, su lugar seguro... el pecho de mama, mama...

 Paciencia y amor es lo que necesitamos en estos momentos, suele ser la última crisis como tal, aunque seguro que nos esperan muchas otras distintas a lo largo de su camino.



 Confiar en nosotras, rodearnos de gente que nos apoye, gente informada y formada nos ayudará a conseguir una lactancia exitosa y placentera.




María Enbrazosdemamá
http://enbrazosdemama.com/wordpress/

4 comentarios:

  1. Mil gracias por el post!! Mi nene y yo hemos notado todas las crisis, de hecho ahora con 14 meses estamos en otra. Lleva 3 dias que solo come teta y no duerme, y gracias a tu articulo me he dado cuenta de que es lo que le pasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de haberos guiado y acompañado un poquito en vuestra andadura por la lactancia! Un abrazo enorme! Maria

      Eliminar
  2. Gracias María.
    Yo les llamo las crisis de las mamis ji ji... Nuestros bebés están preparadísimos. A veces, somos nosotras la que necesitamos ir adaptándonos y aceptando.

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!