Papá, no te escondas nunca, por Zida

Desde el blog de la nena de Zida, nos llega esta entrada:




¡Papa no te escondas...nunca!

Estoy orgullosa de poder decir que mi papa no se esconde, mi papa sabe lo mismo de mí que mi mama (incluso a veces sabe más). Él no tiene tetita pero tiene un corazón que late con mucha fuerza y es el mejor sonido que puedo escuchar a la hora de dormirme.

Mi papa sale rápido de trabajar para comer conmigo y verme aunque sólo sea por una hora. Luego vuelve a trabajar pensando en cuando llegue a casa a tirarse en el suelo y jugar a cualquier cosa con tal de estar a mi lado.

Mi papa se emociona con cada gesto que hago, sabe cuantos granitos tengo en el cuerpo, sabe cuando tengo fiebre y cuando alguien pregunta por mi no mira a mi mama para que conteste; él sabe todo como ella.


Mi papa hace todas esas comidas tan ricas que luego como yo mientras él me mira investigando cada gesto.

Mi papa sabe lo duro que es para mi mama llevarme en su tetita cuando está cansada así que está pediente de ella y nos ayuda a las dos a estar tranquilas.

Mi papa es féliz estando conmigo y lo grita a los cuatro vientos en cualquier esquina.

Deseo que mi papa nunca cambie y que todos los papas del mundo sean con sus hijos como es el mio. Los papas no sólo traen dinero a casa...traen felicidad!

GRACIAS PAPAAAAAAA



Puedes leer la entrada original aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!