Historias de mamá vol.3



LACTANCIA A MELLIZOS (O CÓMO PASARSE EL DÍA ENTERO CON LAS TETAS AL AIRE)

Intentaré ser breve, por si la siesta de los peques se acaba antes de que yo termine!
Siempre quise amamantar. Al principio, porque me parecía lo más natural y hermoso. Cuando supe que eran dos, por qué no decirlo, porque pensé que me ahorraría un dineral!
Pero tenía miedo. Había oído demasiados “no tenía leche”, “mi leche no le alimentaba”, “mi leche estaba aguada”, etc (un largo etcétera…) Mi hermana me aseguraba que eso normalmente no era realmente cierto y, por fortuna, mi madre me regaló “Comer, amar, mamar”, de Carlos González; este libro contiene “Bésame mucho”, “Un regalo para toda la vida”, que me abrió los ojos acerca de la lactancia, y “Mi niño no me come”, como much@s sabréis.
Y, cuando aprendí cómo funcionaba esto de la teta, supe que podría con dos. Porque se puede. Que nadie pretenda engañaros si queréis hacerlo. Ni siquiera se necesitan mil consejos acerca de cómo apañarse, porque al final todo fluye por su cauce. Por supuesto que a veces es algo duro (al principio se pasa hambre y sed, os tendréis que proveer de una botella de agua, mínimo!), tendréis los pezones extra sensibles (nada que el aceite de oliva no pueda reparar), quizás alguna obstrucción o mastitis (que pueden superarse sin abandonar la lactancia), cambiaréis pañales con las tetas fuera (total, van a pedirla de un momento a otro…!), os morderán, patearán, pelearán por ellas (sí, verdaderas luchas fratricidas por ver quién controla ambas!)… pero merece la pena, os lo aseguro. Todo se pasa. Crecen muy rápido. A veces se miran y se toman la mano mientras tetean… O las ven, sonríen y vienen corriendo a abrazarlas. Es puro amor. Que nadie os engañe.

Sara.

2 comentarios:

  1. yo amamanté a mis mellizas 6 meses, 6 meses de tetas fuera todo el día, 6 meses de lactancia múltiple simultanea, de camisetas siempre mojadas... 6 meses maravillosos llenos de amor y miradas complices mientras amamantaba. Por supuesto que se puede, al principio es duro, el primer mes me toco suplementar con mi propia leche con el método dedo-jeringa, así que cada día era igual: dar teta a una, dar teta a otra, darles leche materna con la jeringa, sacar leche para la siguiente toma...así cada vez que pedían teta. Pero es solo al principio, luego ni mastitis, ni pezones agrietados... solo una complicidad magnifica!!!!!!!! besos y ánimo a todas las que querais intentarlo, porque el esfuerzo merece la pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Y enhorabuena por tu lactancia! Nosotros por ahora llevamos casi 19m y casi casi seguimos igual, con la teta al alire! xD Un abrazo!

      Eliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!