Emprender y criar se conjugan parecido

En su día, hice algún símil entre emprender y criar... cada vez veo más claro que son dos aventuras muy muy parecidas.

Tanto desde el punto de vista empresarial como desde la pasión, la paciencia y el positivismo necesarios en ambos casos.




Creo que cuando vas a tener un bebé, te replanteas toda tu vida.

Miras hacia dentro de ti, como eres, como has crecido, que te ha llevado a ser quien eres. Piensas en como te gustaría que fuera tu hijo, cómo quieres educarlo y criarlo. Analizas que cosas hicieron tus padres contigo, cuales quieres intentar hacer igual de bien y cuales vas a intentar mejorar. Haces una limpieza espiritual importante, pues seguramente por primera vez en tu vida, hay algo más importante que tú.

También miras hacia fuera, que haces, con quien te relacionas, dónde trabajas, dónde pasas tu tiempo. Te planteas si realmente estás haciendo lo que te gusta y te apasiona, si vas a querer que tu hijo te vea así, si sientes orgullo al pensar en ello. Valoras menos ese 110% de tí que das en tu trabajo, pues quieres darle el 200% a tu hijo. Te planteas conciliar más y mejor. Ya no pierdes tiempo en depende de que cosas... porque no lo tienes y porque no es importante.

En bastantes casos, el impulso que sentimos es emprender. Yo lo sentí. Mi pareja también. Y ahora estamos encantados de haberlo hecho.

1 comentario:

  1. En nuestro caso tenemos un negocio desde hace años, yo concretamente llevo más de 10 años en él y mi pareja los 8 años que lleva conmigo. La implicación con mi trabajo, la responsabilidad, el horario y la errónea idea de que yo era imprescindible en él, el no saber delegar, creo que influyo en que me costara quedarme embarazada porque no sabía cómo iba a organizarme para poder estar con mi hijo. Pero cuando me embarace todo parecía estar claro, sabes donde tienes que estar y todo lo demás se coloca solo... Justo el hecho de ser nuestros jefes ahora me da una flexibilidad que nos permite estar siempre uno de nosotros con nuestro hijo, sin dar explicaciones sin pedir días libres. Hoy nos sentimos afortunados por eso, porque imagino que cuantos padres quisieran poder estar más y mejor con sus hijos y sus trabajos no se lo permiten.

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!