LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Y EL BULLYING (ACOSO ESCOLAR), por Carolina Bello



El bullying o acoso escolar, es uno de los problemas más frecuentes, con los que tiene que bregar la institución escolar en la actualidad. Especialmente, esta problemática, es preocupante en los padres, porque se percatan del nivel de agresión y violencia que existe en los menores. Por supuesto, la víctima, es la más afectada y se detecta una necesidad de apoyo educativo desde la base de la educación: Educación Infantil y Educación Primaria.

Denominamos bullying, según Olmews (1998) a una intimidación o maltrato entre menores escolares, de una forma continua y permanente, a espaldas de los adultos, y con la terrible intención de humillar o abusar de una víctima indefensa. Suelen participar uno o varios individuos practicando agresiones verbales o sociales, a veces hasta físicas y con resultados de victimización psicológicao rechazo grupal. En estos hechos existen tres actores intervinientes: el agresor, el agredido y la audiencia. La audiencia es la que permanece en la escena del conflicto y a pesar de ser conscientes de que se está actuando mal, por miedo a represalias, entre otros factores, no denuncian o comunican este abuso y lo ignoran. Para mi este es un grupo importante, porque existen casos documentados en los que gracias a una intervención del grupo de testigos, se llegan a evitar muchos problemas más graves.

Los factores individuales como la baja autoestima o el temperamento agresivo; los factores familiares, como la falta de vínculo afectivo, el fracaso escolar o factores del mismo centro escolar como la falta de coordinación o la baja prevención del profesorado, son las diversas causas del bullying. Por eso es tan importante la aplicación de la inteligencia emocional en estos casos, ya que gracias a la habilidad para percibir con precisión, de valorar o expresar emoción; la habilidad de generar sentimientos o comprender la emoción o el conocimiento emocional; y sobretodo la habilidad para regular las emociones para promover crecimiento personal o intelectual, se lleva a la acción, se pueden evitar muchos casos de abuso y acoso escolar, ya que muchas veces es causado por un nefasto e inadecuado manejo de las emociones.

Tratado con programas de inteligencia emocional, se puede enseñar a los alumnos, métodos y estrategias de manejo y canalización de emociones, sin sentir la necesidad de utilizar la agresividad como recurso, con los otros compañeros, vistos por los agresores, como víctimas débiles. Afortunadamente existen muchos centros que ya gozan de programas de prevención de bullying, entregando a los alumnos herramientas para identificar el bullying y aprender a resolver conflictos de manera pacífica y enseñándoles a esforzarse por vivir en tolerancia y diversidad.

Se deben trabajar las cinco habilidades: las intrapersonales: autoconocimiento, manejo de emociones (autorregulación), motivación; y las interpersonales: empatía y habilidades sociales. Debemos atajar este tipo de problemas, proporcionando herramientas que resuelvan el problema desde la raíz del acoso escolar, sin castigos ni enfados que lo único que se consigue muchas veces, es gastar energía inútilmente.

Si conseguimos que los alumnos desde pequeños reconozcan las emociones, las nombren y las identifiquen, existe una probabilidad muy alta de que el bullying se reduzca o desaparezca. Si un menor, reconoce sus sentimientos, puede comenzar a manejar ese sentimiento, reduciendo o anulando la necesidad de hacer sentir mal a alguien para sobresalir ante todos y sentirse mejor que los demás.



Artículo de Carolina Bello, graduada en Educación Social, Master en Inteligencia Emocional y mamá de cuatro bellezas. Tiene su consulta en Cáceres y se desplaza periódicamente para realizar talleres de inteligencia emocional en educación:

2 comentarios:

  1. Soy profe en un IES público y creo que la educación emocional es una herramienta indispensable a ofrecer a nuestros niños y jóvenes para gestionar conflictos y, la larga, ser adultos felices y equilibrados.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el artículo, al bullying le debemos hacer la guerra, ya basta de ver niños que sufre por el acoso escolar

    ResponderEliminar

La información ofrecida aquí es gratuita. Dejando un comentario, que puede ser anónimo, nos ayudas a posicionarnos mejor en los buscadores para que más familias que nos necesitan puedan encontrarnos.
¡Gracias!